¡Bienvenido a Krory Milium, Invitado!

Nos alegra verte por aquí.




Últimos temas
» ۝ Confirmaciones.
Jue Nov 02, 2017 8:34 pm por il Maestro mascherato

» ۝ Cambios de botón y otros.
Jue Nov 02, 2017 8:31 pm por il Maestro mascherato

» ۝ Petición de Afiliación.
Jue Nov 02, 2017 8:19 pm por il Maestro mascherato

»  {INFO} ۝ Razas y Habilidades
Jue Nov 02, 2017 4:01 pm por il Maestro mascherato

»  {A} ۝ MODELO CÁMARA DE BANCO
Jue Sep 14, 2017 5:14 pm por Tesorero

» {A} ۝ MODELO CRONOLOGÍA
Jue Sep 14, 2017 11:04 am por il Maestro mascherato

» {INFO} ۝ ACADEMIAS EXORCISTAS
Miér Sep 13, 2017 11:50 am por il Maestro mascherato

» {A} ۝ REGISTRO GLOBAL OBLIGATORIO.
Mar Sep 12, 2017 7:20 pm por il Maestro mascherato

» {A} ۝ MODELO FICHAS
Mar Sep 12, 2017 4:40 pm por il Maestro mascherato

» Ho Seok ¡pruebas
Mar Sep 12, 2017 1:09 am por Ho Seok

» Who's the one hurting? [Priv. Zaira de la Vega]
Jue Feb 23, 2017 5:48 pm por Zaira De la Vega

» Mistery Dancing (Privado Marie)
Lun Ene 23, 2017 6:22 pm por Marie Labov

»  Una Banshee ( Eretreia)
Sáb Ene 21, 2017 1:54 am por Eretreia Bennett

» Fire [Priv. Alexander Wayland]
Sáb Ene 21, 2017 1:20 am por Eretreia Bennett

» Confieso que...
Miér Ene 11, 2017 1:24 pm por Victoria S. Blueflame

» Las caricias entre la noche pierden la cordura por la tentación. /Priv. Marie./+18
Mar Dic 06, 2016 11:55 pm por Marie Labov

» Shake and Fingerpop —Marco.
Miér Sep 07, 2016 12:35 pm por Marco Farnese

» ¿Qué canción...?
Lun Sep 05, 2016 3:54 am por Nuvak

» ¿Qué piensas del de arriba?
Lun Sep 05, 2016 3:29 am por Nuvak

» ¿Crees en el destino? [Priv Kaile Blair]
Miér Ago 31, 2016 3:03 am por Kaile Blair

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 54 el Jue Mar 19, 2015 10:15 am.






Compañeros







Damos crédito a HeySpace y RavenOrlov eget posuere mi. Aliquam faucibus gravida aliquet. Curabitur odio urna, tristique et porta eu, bibendum et ex. Phasellus vel eros ante. Maecenas et pellentesque risus. Praesent in quam at mauris convallis scelerisque.
N U E S T R O S — A F I L I A D O S


VÓTANOS!




CRÉDITOS
Agradecemos a todos los miembros del foro su dedicación y participación en Krory Milium, sin vosotros esto no sería posible. Gracias al Staff por su ayuda para mantener el foro y sus diseños que le dan al foro una imagen increíble. Les damos las gracias a todos los miembros del staff de ForoActivo que nos han ayudado con nuestros problemas y nos han tratado y atendido de maravilla.

La trama del foro es original, inspirada en la serie D-Gray Man. Todas las tramas, historias, diseños y códigos son creación del staff. Por favor no copies o toméis sin permiSo.

Las imágenes que ambientan el foro han sido extraídas de DeviantArt, Pinterest y zerochan.


SÉ ORIGINAL, NO COPIES.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Injurias — PRIV con Lilitte Ferreyra.

Mensaje por Viktor D. Westerman el Lun Jun 06, 2016 3:21 am

INJURIAS
PRIVADO CON
Lilitte Ferreyra

L
a capacidad que tienen algunas personas para generar conflictos es admirable. Ver como todo comienza con esos juegos de miradas despóticas, que se cruzan entre ellas firmando los terrenos que alcanzan sus vistas; esto es mío, esto es tuyo, y como traspases la línea juro que te dejaré sin cara. Es un odio que se tienen entre ellos, y ha sido patente desde el primer día que llegó Viktor a Venecia; aunque por parte del pelirrojo, lo que siente por el otro se enfoca más en el menosprecio. ¿Y por qué tanta aversión? Pues es muy sencillo, Thomas, el alemancito, le tiene una tirria tremenda a los rusos, cosa que Viktor comprende, pues a pesar de que esos europeos pretendan ser lo más grandes, jamás superarán al Imperio Ruso. Sin embargo esos detalles son pequeñeces, porque lo que realmente pretende el alemán es demostrar a todo espectador lo macho que es frente a un militante soviético.

          Y como es de esperar, él se acerca con aires de chulería hacia el pelirrojo, que se encuentra apoyado sobre el marco de la puerta, de brazos cruzados. Impasible, apático, indiferente.

          — ¿Dónde está la bastarda de tu hermana hoy, Viktor? —recalcó las erres en un intento de usar su acento como burla, sin embargo el ruso, como de costumbre, le hizo otra víctima más de su indiferencia al soltar un suspiro cargante. Aún así, el alemán insistió—; yo que quería hacerle una visita especial hoy… ¿Es tan puta como las zorras a las que se tira tu padre?

Oh, no pasa nada; está todo controlado, ¿o no? Así parecía hasta que Thomas cometió el grave error de acercarse más y terminar rompiendo así esa fina línea que separaba las meras provocaciones de la barbarie. La respuesta por parte del pelirrojo, fue un inesperado y violento puñetazo en la cara que consiguió quebrarle la nariz al machito impertinente.

          — ¡Maldito cabrón! —bramó el alemán al llevarse las manos al rostro y ver que estas se teñían de sangre. No tardó en enzarzarse con él, regalándole al pelirrojo un codazo en el estómago y otro en la barbilla.

          La multitud comenzó a apartarse, formando un pequeño corro que embalaba la pelea. Pese a ello, Viktor terminó agarrándolo de la camisa para estrellarlo contra una de las mesas; se colocó encima de él y manchó su puño derecho aún vendado por la fractura con los golpes. Todo esto, sin siquiera percatarse de que justo en esa mesa estaba sentada una chica.

          — ¡Ya basta, ya basta! —voceó una de las exorcistas; parecía que se terminarían matando. Dos de los alumnos decidieron intervenir finalmente y agarrar de la chaqueta a Viktor para separarlos. Este se retorció, soltando una lluvia de juramentos en su lengua natal que purificaron su alma por unos instantes. Por otro lado, Thomas no tardó en desaparecer de ahí entre empujones.

          Entonces apareció el silencio, bañando la sala de una sensación violenta. Él normalmente no era así, y en cierto modo se sentía avergonzado por no haber sabido controlarse, ¡pero la realidad era que no podía más! ¡Que ese alemán se merecía más de lo que recibió! Exhaló aire exhausto, percatándose entonces de que, efectivamente y por su culpa, las pertenencias de aquella chica que estaba en la mesa habían acabado completamente destrozadas. En un principio siquiera se fijó en ella, pero fue ese momento en el que la mirada se cruza sin quererlo y el cerebro entonces te obliga a girarte; la reconoció. Quizás fue por su color de cabello, por la forma en la que miraba, o por sus ropas. Pero ya había oído hablar de ella, y no precisamente bien.

Se limpió la sangre del labio con la manga y aspiró por la nariz, dirigiéndose a ella:
        — Tú eres Lilitte, ¿verdad? —soltó una sonrisa mordaz, apartando nuevamente la mirada de ella y negando con la cabeza conforme se colocaba la venda de nuevo—; No me podría haber tropezado con otra peor.

© Krory Milium


avatar
Extranjero — Clase Media


Frase Станем ли, братья, мы дольше молчать?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Injurias — PRIV con Lilitte Ferreyra.

Mensaje por Lilitte Ferreyra el Lun Jun 06, 2016 2:43 pm

Injurias
El día se antojaba agradable cuánto menos y que la joven exorcista pensase eso era algo inaudito en ella. Los planetas se habían alineado y habían dado lugar al buen humor de la muchachita que desde hacía pocos días había sido liberada de aquel encierro en una isla un tanto peculiar. Una isla que había acabado con la poca humanidad que quedaba en ella pero que, a la vez, había hecho de ella una guerrera invencible. Todos los presentes en aquella salita que descansaban de sus entrenamientos, comían algo o conversaban con sus maestros sobre alguna incertidumbre, sabían quién era la nueva y se aguardaban de mirarla demasiado o de hablar sobre ella. Todo a su alrededor era tan solemne y respetuoso que la causaba furor, no había cosa que más le gustara que la respetasen, alabasen o peloteasen y sus compañeros lo estaban haciendo todo aunque fuera de manera indirecta.

La joven peliazul movía sus piernas a un ritmo tranquilo y feliz mientras pasaba las hojas de un gran libro de historia que la estaba absorbiendo por completo y bebía a pequeños sorbos de una taza fina un té exquisito. Eran unas sensaciones que amaba, seguramente de las pocas cosas que le gustaban aparte de cuidar de su gato. Además aquel libro la brindaba una sensación tan peculiar… como si la historia del libro la tomase en brazos y la llevase a viajar por sus hojas de manera suave y calmada, haciéndola vivir cada palabra a flor de piel, una sensación única.

Una sensación única y maravillosa que fue interrumpida de manera cruel por unos golpes, un revuelo totalmente molesto y los gritos de alarma de otras exorcistas. Los ojos de la temible Lilitte se voltearon en señal de molestia, su día había sido profanado por un par de delincuentes que váyase a saber por qué estaban teniendo una pelea. Logró entender algo sobre ello ya que lo que más la hizo salir de su ensoñamiento con aquel libro fue que ambos hablaban su lengua natal y al parecer todo vino a raíz de un comentario sobre la hermana del pelirrojo. La privilegiada no tardó en reconocer al muchacho, lo había visto varias veces por el lugar e iba acompañado de una exorcista de su mismo curso con la que no tenía demasiada buena relación, pero nunca les había hecho caso ni en aquellos instantes pensaba hacérselo, simplemente se limitó a levantar su inexpresiva vista del libro centrándola en los dos protagonistas de la sala. En verdad la divertía aquello, la entretenía tanto que sonaba muy cruel, pero no podía negarlo, amaba los problemas y observar a dos cucarachas machacándose era la mar de entretenido. Los demás presentes que temían el enfado de The Executioner se calmaron casi al instante cuando observaron la sonrisa cruel que se mostraba en sus labios. Seguramente estarían dando gracias a Dios de que la chica no se hubiese cabreado.

La pelea acabó, para su disgusto, de una manera poco divertida, los protagonistas fueron separados por los demás espectadores quedando tan solo el pelirrojo en la sala… y pobre muchacho, sin duda le había caído la negra… la mesa donde Lilitte se encontraba sentada y donde había estado en todo momento observando el espectáculo había terminado en el suelo, con el té que estaba tomando derramado sobre aquel libro tan valioso para ella. La chica no se había movido ni un ápice de su asiento, miraba al culpable de manera cruel esperando una respuesta, una solución rápida y efectiva, una solución que no existía. Un libro destrozado no podría recuperarse fácilmente. Pero, su anfitrión parecía advertido de con quién estaba tratando. En respuesta a su comentario ella se levantó de manera lenta y peligrosa, colocando la mesa en su sitio y posando con desdén el libro mojado en ella a la vez que ignoraba los pedazos de cerámica de la taza que no había sobrevivido al incidente.

— Tienes razón, tu mala suerte es increíble, querido. — su voz sonó peligrosa, como el siseo de una serpiente que acecha a su presa esperando el momento clave para atacar. El silencio de su alrededor era muy tenso, todos los presentes sabían que la calma no llegaría a aquel muchacho aún después de la pelea que acababa de pasar, que realmente, como la chica había dicho, tenía muy mala suerte y ella sabía que tenía vía libre, que no se interpondrían en lo que ella quisiera decirle y/o hacerle.

— Págame lo que habéis jodido con vuestras estupideces y busca por todo el mundo, si es necesario, un ejemplar similar a este sino quieres hacerme cabrear a mí también. — era una orden, sin duda y el otro debería tomársela como tal para no empeorar la situación. Sus ojos le miraban de manera intimidante y directa esperando una respuesta que se imaginaba que no iba a ser afirmativa a sus deseos, una respuesta que le daría para una discusión y que la divertiría, una respuesta que estaba haciendo temblar a todos los presentes.
Viktor D. Westerman — Academia Krory Millium — Sala de estar


Volver arriba Ir abajo

Re: Injurias — PRIV con Lilitte Ferreyra.

Mensaje por Viktor D. Westerman el Vie Jun 17, 2016 8:16 pm

INJURIAS
PRIVADO CON
Lilitte Ferreyra

S
u mirada se mantenía clavada en ella como gancho en la boca del pez. Ahora la podía ver bien, podía concederse un momento para observarla de cerca y fijarse en esos pequeños detalles que suelen pasar desapercibidos para cualquier observador inexperto. El color de sus ojos se enfocaba con frescura, dejando en un segundo plano el resto de elementos triviales; como su voz, o más bien esa manera en la que le estaba hablando. Le irritaba, le desagradaba, y por esa misma razón la ignoraba. Se concentró en la largura de sus cabellos lisos y azulados, haciendo caso omiso a la amenazas. Sin embargo sentía cómo esa vocecita repelente continuaba atravesándole el cerebro. Sin descanso, sin tacto, sin destreza.

        — ¿Puedes callarte? Me estás poniendo de los nervios —soltó, sincero, sencillo y antipático como de costumbre. No, simplemente ese tipo de amenazas no funcionaban con él. Suspiró, humedeciéndose los labios conforme terminaba de atarse la venda de la muñeca—. Por lo visto ya estás cabreada conmigo; así que no me interesa —le guiñó un ojo con burla y se posicionó frente a ella, tomando dicho libro entre sus manos para corroborar que, efectivamente, lo había dejado hecho un desastre.

Al cerrarlo de nuevo, pudo reconocer la portada.

        Claro que, reconocía perfectamente ese libro, lo había visto entre las manos de su madre millones de veces. Sus ojos verdes  se deslizaron desde la tapa hasta el rostro ovalado de Lilitte. En un principio no quiso decir nada, porque lo que a él le hubiera gustado es tirarle el ejemplar a la cara y largarse de allí. Pero no, no quería ser así. No con ella, ni en ese instante. No después de haber sido él el que la jodió.

Volvió a dejar el tomo sobre la mesa, manteniendo esos pequeños segundos de silencio que delatan a posibles pensamientos dudables, para después, hablar:
        — Conozco este libro, tengo uno igual en casa —confesó, emanando un hálito cansado y recomponiéndose de nuevo—. Así que si lo quieres, será mejor que muevas el culo —finalizó, estirando sus brazos para hacerlos crujir y comenzando a movilizarse para salir de aquella habitación.

Sus pasos se encaminaron firmes hacia la puerta de salida conforme el resto de alumnos decidían ponerse a cuchichear sobre la nueva alumna: ¿Qué tan agradable podría haber sido para que él no la mandara directamente a la mierda? Todos estaban al tanto de su carácter agrio, pues a pesar de ser novata, esa forma en la que miraba al mundo era como mínimo implacable. Una pequeña fiera que acaba de descubrir el asco de sociedad, ¿o no? A él se lo parecía, y quizás por eso decidió darle una oportunidad. ¿La soportaría mucho más tiempo? Seguramente no.

El ruso alzó su voz justo cuando cruzó finalmente la puerta de salida y desapareció por una de las esquinas:
        — Vamos, niñata; no tengo todo el día.

© Krory Milium


avatar
Extranjero — Clase Media


Frase Станем ли, братья, мы дольше молчать?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Injurias — PRIV con Lilitte Ferreyra.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.