¡Bienvenido a Krory Milium, Invitado!

Nos alegra verte por aquí.




Últimos temas
» De la Ceniza al Triunfo. [Ficha] (Terminada)
Hoy a las 10:20 am por Adelei D'Cielo

» Trama On Rol: "¿Misericordia? La grazia di Dio"
Ayer a las 9:29 pm por Edward Low

» «Unfinished sympathy» Franz
Ayer a las 7:13 pm por Franz von Habsburg

» Mini-Trama de San Valentín [Abierta]
Ayer a las 5:23 pm por Gereon Dreschner

» Cierre de Temas
Ayer a las 4:30 pm por Victoria S. Blueflame

» {A} ۝ REGISTRO GLOBAL OBLIGATORIO.
Ayer a las 11:30 am por Victoria S. Blueflame

» Confieso que...
Ayer a las 5:51 am por H. Meredith Lawson

» Ficha de Edward Low
Ayer a las 4:55 am por Edward Low

» Blooming [Priv. Enzo]
Ayer a las 2:10 am por Astoria Pendragón

» La Iglesia, la Inquisición y Vito en medio [Público]
Ayer a las 12:52 am por Gabrielle Mori

» Purga. [Público]
Ayer a las 12:16 am por Astoria Pendragón

» Only You...What's else? [Priv. Petrucio Farnese]
Jue Feb 22, 2018 10:23 pm por Victoria S. Blueflame

» Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)
Jue Feb 22, 2018 9:54 pm por Vito Nera

» Pelea física - [Priv. Marie Labov]
Jue Feb 22, 2018 5:30 pm por Marie Labov

» ~Diálogos por una rosa~ [Privado de An'cen y Vito] [Evento previa liberación]
Miér Feb 21, 2018 3:14 pm por Vito Nera

» ۝ Petición de Afiliación.
Mar Feb 20, 2018 6:19 pm por Victoria S. Blueflame

» Monstruos [priv. Elric Sterling]
Mar Feb 20, 2018 2:36 pm por Adelei D'Cielo

» [MINI-TRAMA] Vivo o Morto
Mar Feb 20, 2018 2:05 pm por Adelei D'Cielo

» Sacando la basura [Priv. Gereon Dreschen]
Sáb Feb 17, 2018 4:25 pm por Saskia Järvi

» Ficha : An'Cen Vitanoire
Vie Feb 16, 2018 9:07 pm por Victoria S. Blueflame

¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Edward Low

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 54 el Jue Mar 19, 2015 10:15 am.






Compañeros







Damos crédito a HeySpace y RavenOrlov eget posuere mi. Aliquam faucibus gravida aliquet. Curabitur odio urna, tristique et porta eu, bibendum et ex. Phasellus vel eros ante. Maecenas et pellentesque risus. Praesent in quam at mauris convallis scelerisque.
N U E S T R O S — A F I L I A D O S
Crear foro


VÓTANOS!




CRÉDITOS
Agradecemos a todos los miembros del foro su dedicación y participación en Krory Milium, sin vosotros esto no sería posible. Gracias al Staff por su ayuda para mantener el foro y sus diseños que le dan al foro una imagen increíble. Les damos las gracias a todos los miembros del staff de ForoActivo que nos han ayudado con nuestros problemas y nos han tratado y atendido de maravilla.

La trama del foro es original, inspirada en la serie D-Gray Man. Todas las tramas, historias, diseños y códigos son creación del staff. Por favor no copies o toméis sin permiSo.

Las imágenes que ambientan el foro han sido extraídas de DeviantArt, Pinterest y zerochan.


SÉ ORIGINAL, NO COPIES.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una noche para recordar (Posible 18+) (Libre)

Mensaje por Petrucio Farnese el Dom Ago 14, 2016 11:25 pm

El día del gran estreno pasó sin pena ni gloria para mí, dormitando en mi morada, bajo un lecho con un ostentoso cubrecama de seda verde y plateada agenciada hace a algunas décadas como parte de un provechoso préstamo a un mercader milanes. Por supuesto mi paz y sosiego se cobró su peso en forma de estrés y nervios por parte de la mayor parte de mi servicio. Mi mayordomo mayor, Giacomo, tercero de su nombre y el descendiente directo de Masserio, mi mayordomo cuando aún caminaba bajo el sol, fue el encargado principal en orquestarlo todo.

A sus 68 años, con una espalda tan encorvada como para demostrar todos y cada uno de esos años a mi servicio tenía el semblante de un toro obeso, unido a un vozarrón que haría la envidia de cualquier marino de baja estofa. Durante todo el día estuvo ladrando órdenes al resto del servicio, asegurándose de que la casa quedase dignamente preparada. El suelo del salón de baile fue pulido y abrillantado, la cubertería y vajilla abrillantada y limpiada con el espero de un abad, la iluminación preparada, los alimentos debidamente cocinados…

A pesar que varios miembros de mi servicio cayeron presa de las exigencias del trabajo, la casa del adinerado Medici quedó adecuadamente preparada para cuando salí de mi letargo y me encontré con Giacomo, con una actitud mucho más servil y una generosa copa debidamente llena de líquido carmesí.

-Ciao Giacomo.- Tendí la mano a la copa mientras salía desnudo de mi lecho, desperezándome como un gato, estirando mis extremidades.- Confío en que todo…

-Está a su gusto.- El servilismo de mi mayordomo era el resultado de toda una vida a mi servicio. Conocía mis gustos y apetitos y se encargaba de satisfacerlos en la medida de sus posibilidades, que dado el generoso estipendio del que disfrutaba, no era precisamente escaso.- Las habitaciones para la fiesta de la joven Westerman, su pupila, si no me ha contado mal, están debidamente preparadas de acuerdo a sus rigurosas instrucciones, las invitaciones han sido enviadas a la lista que nos entregó, incluso… Incluso la del señor Westerman. Aunque no sé si vendrá, señor. Su servicio era, extremadamente… Grosero.-Ah, el bueno de Giacomo, siempre dispuesto a echar mierda sobre el trabajo de otros, que encanto de hombre.- La joven señorita llegará en cualquier momento. Aún es temprano.

Mientras el mayordomo hablaba me puse una bata de color burdeos mientras bebía mi copa y asentía. Que gran idea había tenido. Este Palazzo cumplía con todo lo que la joven podría desear para hacer su gran debut. Un inmenso salón de baile con arañas de cristal colgando del tejado que daba a un precioso jardín, iluminado por antorchas y braseros, una noche de luna llena, temperatura fresa y un pequeño grupo de gente, debidamente seleccionado entre lo más distinguido de las gentes de Venecia… Y su padre también.

-Perfecto perfecto… Buen trabajo Giacomo.- Corté la diatriba de mi mayordomo mientras abría las puertas del baño del noble. Quince minutos después, salí debidamente vestido y listo para observar desde la balaustrada a los invitados en cuanto llegasen. El suelo de la pista de baile brillaba con fuerza. Le tendí la copa vacía a Giacomo.- ¿Y el señor Medici? ¿Y su esposa?

Los ojillos negros como el ónice brillaron en el rostro de mi mayordomo.

-El señor Medici se mostró muy comprensible cuando le transmití su petición de usar su palazzo. Y su señora se mostró encantada en colaborar en cuanto dejé caer su nombre, signore.- Comento mientras hacía girar una gota dentro de la copa.- Muy solicita, desde luego.

-Bien, bien… Excelente, buen trabajo Giacomo, como siempre.- Miré hacia la pista de baile y vi una figura familiar. Con una sonrisa así el estuche de cello a mi espalda.- Dile al servicio que empiecen a salir, la gene no ebería tardar en llegar... Ah si, se me olvidaba, tomate la noche libre, elige un lupanar y pásame la cuenta dentro de un par de noches, cuando se me haya olvidado esta conversación. Ciao.

Sin esperar respuesta salté la barandilla y aterricé en el propio salón de baile. -Benvenuti, has llegado antes de lo esperado. ¿Tantas ganas tenías de tomar una copa antes del evento?

Sala de Baile:
avatar



Frase Todos tienen un precio

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche para recordar (Posible 18+) (Libre)

Mensaje por Sarah Westerman el Lun Ago 15, 2016 12:53 pm


E
  l eco de unas pisadas resuenan, así casi como si pusieran ritmo a aquel paseo por los pasillos de aquella mansión en dirección a la sala de baile en la que se le había citado como artista, músico, debutante para aquella fiesta. Mentiría si dijera que no estaba nerviosa, sí lo estaba. Una nunca terminaba de acostumbrarse al rumor del público, las miradas intensas y espectantes, las espectativas y el no cometer ni un solo fallo o acabarías siendo la comidilla para el resto de la velada. Rara vez había conseguido interpretar alguna de sus piezas frente a una gran cantidad de público y aún menos como debutante. El ritmo de su corazón iba devorando lentamente el sonido de sus botas al golpear el suelo de mármol.

¿Seré capaz de hacerlo?

Aquella pregunta inundaba su mente y en parte, le ayudaba a dejar de pensar en lo que realmente estaba a punto de hacer. Petrucio se había encargado de prepararlo todo, incluso había invitado a un montón de gente; muchos conocidos y otros por conocer aún. Sabía de sobra que había enviado una invitación a su padre, pero la joven mestiza dudaba que este fuese a verle. Es más, si quiera ella debería estarse arriesgándose a participar en dicho evento, su padre había sido perseguido así como ella misma; que había tenido que mantener su identidad oculta lo máximo posible para no verse metida en mitad de aquella guerra. Aún así, cuando la música se ponía de por medio... no podía decir que no.


 Tu no lo sabes, pero me hace vibrar
 la melodía que cada día me das.
 Tu pones ritmo a mi corazón.



 …

  La sala deslumbraba. Como no, era de esperar en aquel hombre. Aquella decoración e iluminación no hicieron más que acrecentar su miedo a fallar en su única misión, en aquello que se le daba, en cuestión, muy bien. No quería desentonar. Sabía de sobra que no era lo que se esperaba de una muchacha de su edad; usar trajes en lugar de emperifollados vestidos, el pelo recogido de aquella manera tan sencilla... acabarían devorándola si además resultaba ser una decepción como músico.

 Sus pasos seguían resonando sobre aquel reluciente suelo. Las voces parecían quedar aplacadas por aquel sonido. No quería empezar ya atrayendo todas las miradas, aún no era el momento y aún así no podía evitarlo; aquel cabello rojizo no podía pasar desapercibido por muy poco ruido que hiciera al andar. Apretó con fuerzas las correas del estuche del violín, haciéndose con el valor suficiente para acercarse hacia la posición de su patrón, que parecía mantener una conversación con un hombre de su servicio. Tímidamente dirige sus pasos hacia el lugar.

– Petrucio Buonassera, me temo que es culpa de los nervios. Ha elegido ustes un lugar... imponente. Es increíble. – En cuanto  el caballero le dirige la palabra no duda en acercarse aún más y contestar a su saludo,  mostrando una nerviosa sonrisa en el rostro. Atusa la chaqueta  de aquel traje que tanto le gustaba. Llevaba el estuche del violín colgando de uno de sus brazos y su melena recogida en una alta coleta.- Supongo que una copa de vino no me haría mal para calmarme un poco ¿Es siempre así?

>> Sé que después el momento es efímero y que incluso uno puede quedarse con ganas de más, pero los momentos previos son una auténtica tortura.


Última edición por Sarah Westerman el Lun Ene 29, 2018 1:45 am, editado 1 vez
avatar
Exorcista — Alumno


Frase There were two of a kind, but none like me.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche para recordar (Posible 18+) (Libre)

Mensaje por Petrucio Farnese el Vie Ene 26, 2018 2:23 am

Sonreí ante su nerviosismo.

-¿Desaparecer? No, en absoluto.- Sonreí ligeramente.- Gracias a las musas el miedo jamás se va. Si no, no nos esforzaríamos en mejorar. ¿No crees?

Le hice un gesto a un lado de la sala, donde un sencillo biombo de tela dejaba entrever dos taburetes. Estaba situado cerca de una puerta, por si las cosas no salían como debían o si se presentaba alguien indebido.

-Por suerte hay maneras de suavizar ese miedo. ¿Es muy temprano para ti si te ofrezco un amaretto o prefieres alguna otra cosa? Por suerte Giacomo, siempre tiene bien surtido el mueble bar. Sabe que su cuello depende de ello.- Comenté mientras me dirigía al mueblebar. La primera actuación es especial para todos, pero en el caso de Sarah lo mejor sería tomárselo con calma y hacer que su confianza creciera poco a poco.- Si te puedo confiar un secreto, durante mi primera actuación sudaba tanto que se me escurrió la lira al terminar. De eso hace tantos años ya...

Me quedé mirando la pared con la botella en la mano. Recordaba una era mas brillante, con marmol, y togas. Con fuegos y guerras, guerras honestas y no de secretos...
avatar



Frase Todos tienen un precio

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche para recordar (Posible 18+) (Libre)

Mensaje por Sarah Westerman el Lun Ene 29, 2018 3:56 am

Sin duda alguna el primer concierto de todo artista esperando a su debut “es una noche/día para recordar”. Aunque Sarah no estaba tan segura, su nerviosismo era tal que seguramente no recordaría qué era lo que estaba haciendo exactamente... no podría afirmar nada con certeza hasta estar encima del escenario.

 - ¿No tendrá algún buen vino por ahí? Quizás es de familia pero mi padre me ha contagiado con su gusto por el vino. No suelo beber, pero en esta ocasión quizás me tranquilice algo más.

 Era cierto, no bebía pero si es cierto que de beber algo sería vino. Era algo que su padre le había inculcado, quizás porque siempre le había visto bebiendo vino y porque sus ojos eran del mismo color que este líquido. No sabía bien el por qué, pero parecía estar desarrollando ese mismo gusto. Petrucio, su maestro pareció atender a su petición sin problema alguno y ambos rememorando con la compañía de una buena copa hicieron algo de tiempo antes de que el debut de Sarah comenzase.



 […]




 El escenario, las luces, el sonido de la gente al murmurar, ella sola y su violín. Sentía las miradas expectantes. Nadie sabía quien era ella realmente, nadie conocía nada acerca de su historia o de sus padres o de quién era... sin embargo esperaban con gran expectación el concierto de una joven prometedora.

 El corazón le latía a mil, parecía que iba a salirsele por la boca en cualquier instante. Sus manos sin embargo no le sudaban y a pesar de sentir la boca algo seca debido al nerviosismo no era algo que la molestase demasiado. Miró al público una vez más, dedicándoles una reverencia y suspirando colocó el violín sobre su hombre. Su cara se posó sobre este con delicadeza y su mano y brazo tomaron postura como lo haría una bailarina de ballet antes de empezar una rutina. Cerró los ojos. Se imaginó a ella misma con su violín, como siempre. Ellos dos contra el mundo. Eso era todo cuanto importaba. Los segundos previos a que comenzase a tocar las cuerdas del violín se hicieron eternos, parecían no acabar nunca... o empezar.

 En cuanto el arco rasgó las primeras notas del violín todas las preocupaciones desaparecieron. Su corazón se llenó de dicha y pasión. La canción avanzaba a un ritmo rompedor, entusiasta y lleno de emociones. Buscaba conmover a todos los allí presentes de alguna u otra manera. Era una pieza con una complejidad bastante notable, pero había practicado tantas veces aquella actuación que lo tocaba sin miedo a ninguna equivocación. Las notas iban y venían, de tonos suaves a algunos muchos más fuertes. La canción denotaba ferocidad, pasión y arte y era todo cuanto deseaba transmitir. Que pese a su corta edad conocía el camino del arte y lo vivía con una intensidad y pocos comprenderían.

Su cuerpo se movía al son del violín, este marcaba los tempos y ella se dejaba guiar. Sus ojos miraban a todos y cada uno de los presentes, inyectados en un fuego que se propagaba con rapidez. Su cabello parecía encandilar a cualquiera pero no era solo eso, era aquella puesta en escena tan llena de energía, era la sencillez pero a la vez la energía y sentimiento de Sarah lo que había capturado a los espectadores y no les permitía apartar la mirada de ella.

 Se sentía eufórica, capaz de hacer cualquier cosa. Sentía que había nacido para aquello. No sentía nervio ninguno, todo aquello había sido dejado atrás y tan solo estaba llena de un ímpetu que la empujaba a seguir tocando y deleitando. Parecía una leona sobre el escenario.

 Sarah Westerman era verdaderamente una joya y aquella noche quedaría constancia de ello.


Pieza interpretada:




 […]





 A dicha primera actuación que dio comienzo a una agradable velada, le siguieron dos canciones más. No sería un concierto demasiado largo, no era más que el debut de aquella joven estrella. Había que dejar al público con la miel en los labios para hacerlos regresar de nuevo a verla. La gente se despidió de ella con un gran aplauso y una ovación. Sin duda alguna sería una noche para no olvidar. Jamás olvidaría aquella actuación, el sentimiento de estar allí encima y de poder contemplar a la gente deleitarse con su música... era extasiante.

 Corriendo, llena de energía fue en busca de su maestro. Gracias a él había conseguido tocar allí y de aquella manera, le debía lo más grande. Con las mejillas sonrojadas y el cabello algo alborotado se introdujo en la parte trasera de aquel teatro buscándole. No fue difícil encontrarle.

  - Petrucio, es usted maravilloso. Ha sido una experiencia inigualable. Gracias por darme esta oportunidad.- De la emoción del momento no pudo más que abrazar y darle un beso en la mejilla al hombre. Quizás demasiado efusiva para la relación que mantenía con su maestro. En aquel momento ni si quiera lo pensó.-  ¿Qué le ha parecido?

Aquellos dos enormes ojos escarlata le miraban expectantes. De él dependía si romper los sueños de aquella joven llena de ilusiones o más bien todo lo contrario, ser quien iniciase el despegue de aquel pajarillo que deseaba volar. Sarah seguía con su violín y el arco en mano, en estas podía observarse el arduo trabajo, las marcas de las cuerdas y las heridas del esfuerzo. Había puesto sangre, sudor y lágrimas en aquella actuación. Y todo gracias a aquel hombre. Sería una noche para recordar pero esperaba que para ambos...
avatar
Exorcista — Alumno


Frase There were two of a kind, but none like me.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche para recordar (Posible 18+) (Libre)

Mensaje por Petrucio Farnese el Lun Ene 29, 2018 8:33 pm

Mientras se bebía unos sorbos de su Amaretto, le pasó una elegante copa de cristal con un suave vino de discreto sabor. Una añada dulce con un ligero retrogusto dulce. Algo sencillo que calmara los nervios pero que no nublase la mente.

-Tu centrate en la música, el resto saldra solo. Yo me encargaré de recolocar las mandíbulas mientras vayan cayendo al suelo.- No lo decía de broma. Estaba absolutamente seguro de que la joven cumpliría hasta la última espectativa que había depositado en ella. Había reunido a algunos de los mas exigentes nobles de la ciudad, auténticos mecenas del arte de la ciudad sólo para oirla tocar. No por el hecho de que quisiera que la apoyaran, si no para que fruncieran el ceño y exprimieran hasta la médula a sus propios protegidos.

Si se daban cuenta que artísticamente hablando estaban quedándose atrás, impulsarían a sus artistas hacia nuevas cotas, les harían sobresalir, mejorarse a si mismos, mejorando el panorama actual. La apertura de la joven, sin ella saberlo haría que Venecia ascendiera y progesase. Un simple debut pondría a Venecia en marcha de nuevo. Y tras Venecia, ¿Quien sabe? París, Berlín, Roma, Quizás una visita al lejano oriente... La joven podría revolucionar el mundo entero, y yo podría disfrutar de cada paso que diera la joven. Ese es el auténtico poder de la música.

-A por ellos, señorita Westerman. El escenario es suyo.

------------------

Pensaba moverme entre la multitud durante su actuación, quedarme con las reacciones de la gente y animar alguna que otra donación para Sarah, algún otro patronazgo o plantar la semilla de alguna actuación privada para algún duque o conde, pero lo cierto es que me quedé completamente inmóvil. No abandone la zona de refrigerios, simplemente me quedé detras del biombo, espectante. La destreza de la joven era impresionante. Su dominio en los cambios de ritmo, la facilidad para jugar con los estados de ánimo. del público. Sus movimientos y su físico acompañaban a la canción como si hubiera sido escrita para ella. Sonreí ligeramente. La zagala ha nacido para esto. Al cuerno con la carrera de exorcista, parece que ha nacido entre bambalinas con un violín bajo el brazo.

Por el rabillo del ojo capté como el público estaba extasiado, nadie osó hablar durante los números, apenas un quedo susurro entre ellos y por supuesto una estruendosa aclamación por más tras cada actuación. Incluso el servicio se detuvo en su trabajo mientras la joven tocaba. Entreveí a una sirvienta que mantuvo el porte con lagrimas en los ojos mientras servia una copa tras otra. Giacomo había echo un buen trabajo.

Finalmente la magia se rompió, suave, quedamente mientras los últimos acordes morian, y la joven se levantaba y abandonaba el escenario. Por fín reaccioné y me obligué a mi mismo a aplaudir a la joven. Me giré para buscar a cierto personaje, pero mientras lo buscaba la joven se acerco a toda prisa.

-Vaya vaya señorita Westerman, voy a tener que ponerme colorado. Lo cierto es que...- Me sorprendió genuinamente su abrazo, por no decir su cariñoso beso. Me quedé en blanco. De haber sido Victoria, me lo había esperado. Pero atiné a devolverle el abrazo dejando la copa a un lado.- Ha sido maravilloso Sarah. Has cumplido todas mis expectativas y más. Pero no me des mérito, yo solo te he dado los medios, tu has logrado el resultado.

Les hice un gesto y un grupo de músicos veteranos entraron en juego para tocar alguna melodía de fondo. Tenían un doble propósito. Ademas de amenizar el resto de la velada, dejarían clara la brillantez de la joven sobre músicos avedazados. Tomé la mano de la joven y la besé. Quizás no fuera un gesto tan cercano como el suyo, pero quería dejar claro que apreciaba enormemente su trabajo y esfuerzo. Ademas, preferiría que su madre no supiera que me dedico a besar a su hija. Apreciaba mi cuello aun conectado al resto de mi cuerpo.

-¿Mi opinión? Querida juraría que has enamorado a mas de uno ahí afuera. No me sorprendería si te empiezan a llegar regalos y ofertas de patronazgos en las próximas semanas. Voy a ponerme celoso.- Comenté con una sonrisa de diversión.- Tienes que contarme sobre esa primera pieza, ha sido una apertura magistral. Estoy muy orgulloso de ti.
avatar



Frase Todos tienen un precio

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche para recordar (Posible 18+) (Libre)

Mensaje por Sarah Westerman el Dom Feb 04, 2018 8:08 pm

No conocía muy bien aquel mundillo, si quiera sabía cómo funcionaba aquel tipo de eventos. Daba gracias a que le tuviera a su lado, enseñándola y guiándola por un mundo que aún no conocía del todo. Sabía de la suerte que tenía al haberle conocido y sabía que como sus padres se enterasen de aquella relación se le acababa la música para el resto de la vida. Aquella conversación que iban a mantener allí, tras su concierto era amenizada por un grupo de músicos bastante más entendidos que ella. De lo que no era consciente era de que Petru había hecho aquello a conciencia, solo quería favorecerla y pese a que aquellos músicos eran buenos no poseían aquella magia de la que la pelirroja hacía gala.

- No puede ponerse celoso, usted es mi maestro está muy por encima de cualquier patrón. Al fin y al cabo un patrón solo me aporta dinero, un maestro sabiduría y eso no comparable - Si que sabía como agradar a quien fuera, había sido bien educada pese a los padres que tenía. Eso estaba claro. Era toda una señorita. Atusó su cabello. No mentirá si dijera que no había sudado allí arriba, tuvo que desabrocharse la chaqueta del traje y limpiarse antes de encontrarse con su maestro. Debía dar siempre una buena impresión.- La pieza es obra mía, inspirada en experiencias personales y en mis autores favoritos. No sabía si sería correcto presentarme o no con ella, no es muy ordinaria y la gente no la conoce... pero al final, ha sido la mejor elección.

>> Para un músico nunca es fácil abrirse al público y dejarse ver hasta lo más profundo, es algo peligroso. Aunque creo, que como artista es lo que diferencia a unos de otro. Lo que diferencia a un mero músico de un artista. Y he conseguido vivir y conocer todo esto gracias a usted, así que no se sienta celoso porque usted es mucho más que cualquier mecenas y en algún momento será reconocido como se merece.


Se giró para poder contemplar a los músicos tocar. Jamás se habría imaginado que sería la que abriría un concierto, que haría su debut y encima agradaría a tanta gente. Estaba pletórica si quiera sabía qué más decir o qué hacer. Solo esperaba poder devolverle todo aquello algún día a Petrucio. Había hecho realidad su sueño y eso no se pagaba ni con todo el oro del mundo. La música llegaba a ella suavemente y tal y como le había dicho a su maestro, no notaba el mismo sentimiento o entrega. Era agradable pero no se vivía igual, no había más que mirar los ojos de la gente, no brillaban con tanta energía, con tanto sentimiento... no se sentían identificados con lo que estaban escuchando.

- ¿Quiénes son? Son buenos, no me malinterprete pero son un claro ejemplo de lo que le decía. No importa que estén interpretando la obra de otro músico pero no si no le ponen sentimiento y parte de ellos, no llegan a nadie... ¿Usted qué opina?



Music speaks through me ,¿Can't you see it? ¿Can't you feel it?
I am music.
avatar
Exorcista — Alumno


Frase There were two of a kind, but none like me.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche para recordar (Posible 18+) (Libre)

Mensaje por Petrucio Farnese el Lun Feb 05, 2018 11:52 am

Sonreí ligeramente, una sonrisa cálida, como la de un jardinero que ve un jardín en el que ha invertido mucho esfuerzo, abrir los primeros brotes de flores, revelando un exquisito patrón primaveral. La joven estaba deslumbrante. Cumplí las espectativas artísticas de forma sobrada, era un regalo a la vista y ademas se comportaba con elegancia. ¿Cuanto durará este delicioso impás? La joven no necesita mucha ayuda por mi parte, solo ligeros empujoncitos en el mejor de los sentidos. Quizás un par de pasos en la buena dirección y estará lista...

-A sido precisamente la frescura que estos viejos chacales necesitaban. Ahora les apretarán sus tuercas a sus musicos mimados para que empiecen a trabajar en serio. -Le señalé a un barón que hablaba apasionadamente a un par de damas.- El Barón Etienempa tiene a un par de pianistas bastante dotados. Quizás ahora dejen de holgazanear. Por otro lado, la marquesa con la que está hablando dispone de un coro completo de castrati... No se como les va a apretar las tuercas, pero seguro que en menos de una semana te llega una invitación para ir a una misa aderezada con sus estridentes chillidos.

Adoro este tipo de chismes. Normalmente no suelen ser nada especialmente entretenidos, pero quien sabe. Quizás a la joven le harían gracia.

-Como has dicho todos ellos son grandes fortunas, mas que encantados y capaces de cubrir en oro a cualquiera capaz de pulsar un par de cuerdas. Por desgracia, te has topado conmigo... Ah que calamidad.- Le dí un ligero codazo de broma.

Entrecerré los ojos mientras la joven preguntaba por el grupo de musicos.

-Bueno, quizás aun pueda enseñarte alguna cosa después de todo. -Dejé escapar una pequeña risa- Son uno de los grupos que financio. Amenizan y son competentes. Ellos tocan bien, pero tu les superas. Si tocan solos, destacan, por supuesto, pero si ellos interpretan alguna pieza sencilla, después de que alguien especialmente talentoso haya destacado... Bueno. Seguro que te lo imaginas.
avatar



Frase Todos tienen un precio

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una noche para recordar (Posible 18+) (Libre)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.