¡Bienvenido a Krory Milium, Invitado!

Nos alegra verte por aquí.




Últimos temas
» Returning to Venice (WIP)
Ayer a las 11:59 pm por Adelei D'Cielo

» ۝ Petición de Afiliación.
Ayer a las 5:04 pm por Afiliados Krory

» Eki Minamoto [ID. Academia Cha]
Miér Mayo 23, 2018 11:09 am por Adelei D'Cielo

» Krory en mareas misteriosas: La búsqueda del origen - TRAMA [Prólogo & inscripción]
Miér Mayo 23, 2018 11:02 am por Petrucio Farnese

» ¿Donde le darías un beso?
Mar Mayo 22, 2018 10:18 pm por Anaïs Larousse

» ¿Qué harías si...?
Mar Mayo 22, 2018 11:58 am por Kira Minamoto

» {A} ۝ REGISTRO GLOBAL OBLIGATORIO.
Mar Mayo 22, 2018 11:32 am por Kira Minamoto

» Kira Minamoto[ID. Academia Cha]
Mar Mayo 22, 2018 11:02 am por Victoria S. Blueflame

» Blooming [Priv. Enzo]
Lun Mayo 21, 2018 2:23 am por Astoria Pendragón

» Лана передает привет [Priv. Gabrielle Mori] +18
Lun Mayo 21, 2018 2:19 am por Svetlana Dragunova

» El deber es un dios que no consiente ateos [Priv. Raffaello Caruso]
Dom Mayo 20, 2018 11:51 pm por Raffaello Caruso

» Only You...What's else? [Priv. Petrucio Farnese]
Dom Mayo 20, 2018 9:58 pm por Petrucio Farnese

» Cierre de Temas
Dom Mayo 20, 2018 3:34 am por H. Meredith Lawson

» Sólo negocios, nada personal. [Priv. Silcius Rocafort]
Vie Mayo 18, 2018 1:28 am por Salvatore D'Angelo

» Réquiem w/ Amelia
Jue Mayo 17, 2018 10:09 pm por Franz von Habsburg

» Babydoll w/ Gabrielle
Jue Mayo 17, 2018 9:15 pm por il Maestro mascherato

» Révolution française w/ Edward
Jue Mayo 17, 2018 8:34 pm por E. Sabine Baker

» Shake and Fingerpop —Marco.
Miér Mayo 16, 2018 11:06 pm por Marco Farnese

» Always together [Priv. Victoria]
Miér Mayo 16, 2018 10:09 pm por Sarah Westerman

» Two flowes [Priv. Victoria S.Blueflame]
Sáb Mayo 12, 2018 1:49 pm por Marie Labov

¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 4 Invitados

Eki Minamoto

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 54 el Jue Mar 19, 2015 10:15 am.






Compañeros







Damos crédito a HeySpace y RavenOrlov eget posuere mi. Aliquam faucibus gravida aliquet. Curabitur odio urna, tristique et porta eu, bibendum et ex. Phasellus vel eros ante. Maecenas et pellentesque risus. Praesent in quam at mauris convallis scelerisque.
N U E S T R O S — A F I L I A D O S
Crear foro


VÓTANOS!




CRÉDITOS
Agradecemos a todos los miembros del foro su dedicación y participación en Krory Milium, sin vosotros esto no sería posible. Gracias al Staff por su ayuda para mantener el foro y sus diseños que le dan al foro una imagen increíble. Les damos las gracias a todos los miembros del staff de ForoActivo que nos han ayudado con nuestros problemas y nos han tratado y atendido de maravilla.

La trama del foro es original, inspirada en la serie D-Gray Man. Todas las tramas, historias, diseños y códigos son creación del staff. Por favor no copies o toméis sin permiSo.

Las imágenes que ambientan el foro han sido extraídas de DeviantArt, Pinterest y zerochan.


SÉ ORIGINAL, NO COPIES.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por An'Cen Vitanoire el Jue Feb 22, 2018 8:20 pm

Las callejuelas venecianas eran algo que llamaban demasiado la atención a An. Demasiado color y demasiada alegría para un pueblo que dependía de demasiados factores y que a la mínima podría caer en desgracia. A veces se planteaba si se tomaban en serio los agricultores las cosechas, pues una mala cosecha supondría la muerte demasiadas personas…
¿Quién era ella para quejarse? Lo había hecho en cuantiosas situaciones, había criticado hasta a la mismísima Iglesia, consiguiendo tenerla en la nuca revisando cada una de las acciones que tenía en cada día. Le habían acusado de ser bruja, de ser un demonio, de ser una loca que se dejaba enredar entre las ramas del árbol más cercano para dejarse llevar por el maligno, de todo eso fue acusada An, pero nunca, jamás, delante de la misma.
La sociedad era una hiedra venenosa con la que no te podías columpiar, y ella sabía que en cada injuria hacia ella era por temor, envidia, o simplemente, mala fe. Aquello no le impedía salir a la calle y dejarse ver con aquellos grandes y oscuros ropajes frente a la luz del sol, mientras que las mozas con las cestas de recolecta danzaban casi desnudas para llevar las cosechas a las alacenas.
An tenía un enemigo que hasta ahora le había vencido repetidas veces, la ignorancia. Y es que ser una voz entre miles es difícil de llevar, pues ella sabía y conocía la cura, pero nadie le escuchaba.
A pesar de esa jugosa vista de las calles, llenas de color, de fruta fresca y de alegría y cánticos, existía una realidad que todo el mundo ignoraba, una realidad especialmente dura de la que An se comprometió a sanar.
Su viaje había acabado frente a un pequeño sanatorio cercano a la Plaza San Marcos que se encontraba atestado de gente, hacía poco que un gran incendio se había cobrado las vidas de muchas personas, o les había arrebatado algo preciado como era su salud.
Entre heridas ampollosas y quejidos malhumorados la joven había llegado a la mesa central dejando una gran bolsa de pequeños frascos llenos de un líquido blanquecino.
-Eso es todo, traeré más en cuánto pueda.
El silencio heló la sala y las miradas se clavaron en ella. Miles de flechas, miles de opiniones que se clavaban en su corazón para luego ser desechadas en el siguiente sueño.
-Gracias….ha hecho tanto por nosotros que no sabría cómo agradecérselo…ya no tenemos nada…
An sonrió y negó dos veces.
-No es necesario, sepan que Dios está de su lado y no les abandonará…
El silencio estalló en un júbilo incomprendido entre los enfermos, algunos agradecían a Dios, otros a ella, y otros rompían a toser.

-Esto es todo…debo marcharme…-susurró con un leve movimiento de la cabeza, despidiéndose de la enfermera y dejando una pequeña rama de olivo en la gran mesa.
‘’Se hará justicia’’
-¡¡Espere, Lady An’Cen!! – suplicó la enfermera antes de que abandonara la sala, temerosa por la respuesta de la exorcista.
An se volvió para ladear la cabeza, a la espera de una respuesta. Su semblante había cambiado a uno totalmente serio, había sentido la preocupación de la muchacha en sus palabras.
-¿Sabe usted lo que ha pasado en el norte?
-Sí, es algo preocupante, pero aún lo estoy estudiando…¿hay algún enfermo con los mismos síntomas que los de allí?
-Me temo que lo hubo mi señora…falleció esta noche.
-¡…!  - La exorcista golpeó la mesa con fuerza- ¡¿Cómo no se me avisó?!
-Pero Lady An….yo…
-¡Inepta! ¡Podría haber tenido una oportunidad!
El silencio volvía a anegar el sanatorio, la acción estaba hecha, no podía recular una vez había gritado, y ni mucho menos podía dejar que el pueblo se cebara con ella por un solo grito.
-Espero que no se vuelva a repetir, estamos aquí para llevar la luz al pueblo, no para contar más muertes ¿sí?
-¡¡¡Sí mi señora!!!! - exclamó la chiquilla temblorosa, con los anteojos empañados y con las lágrimas cruzándole las mejillas
avatar
Exorcista — Alumno


Frase Amén

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1220-ficha-an-cen-vitanoire#6123

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por Vito Nera el Jue Feb 22, 2018 9:54 pm

Bonito espectáculo tenía ante sus ojos, un digno manjar con el que hacer disfrutar a su paladar y con un nombre tan simple como era 'Cena'. Era algo que se disfrutaba todas las noches, si se conseguía llevar a cabo adecuadamente, si los ingredientes eran los adecuados, sin olvidar en ningún momento la preparación de la misma. Depende mucho del fin, claro, tienes que tenerlo en mente antes de si quiera comenzar, por ejemplo, si planteas preparar pan y vino, necesitarás ingredientes clave como la harina de fuerza y las aceitunas recién exprimidas para que, al final, puedas degustar los placeres de la vida. Pero, ¡hasta qué punto era increíble el cenar que una sola manzana podía llegar a servir! Imagina, una noche tranquila, donde no haya ni pizca de temor en las calles, disfrutando de una recién sacada manzana, procedente de jardines reales, regado con la lluvia, las lágrimas de los ángeles. Y entonces, os preguntaréis qué hacemos de Cena hoy, ¿no? Es normal, hasta yo me siento con ganas de saber qué habrá, por lo pronto parece que vamos a curar un poco de fruta, la cual parece estar en mal estado. Quizás quitemos los trozos, pero eso sería tirar algo a la basura de forma innecesaria, cuando podría ser tratada o incluso curada. Ahora, después de la fruta...no sabría decirte qué hacer, lo que sí tenemos que evitar es que las alimañas nos la roben, ya que de lo contrario, si nos quedamos sin manzanas, ¿quién va a replantarlas y hacer que vuelvan a crecer?

Menos mal que no es hora de cenar...


Vito, vito, vito...¿por qué narices te estás planteando esto? ¿Por qué demonios se te ocurrió meterte en estos asuntos? ¡Si ni siquiera tenías intención de hacerlo! ¡Ya, claro, no me vengas con idioteces! En un primer momento, ibas a escapar de esa prisión y dejarte perder en cualquier país, pero te has quedado en Venecia, y encima estás promoviendo ese movimiento. ¿Estás seguro acaso de que puedes confiar en alguno de tus compañeros? ¿De verdad crees que nadie te va a vender? De verdad...no tiene sentido lo que haces, así que me limitaré...a cumplir con mi función. ¿Verdad? Porque para eso sirvo, para decir cómo te colocas en ese estúpido callejón y acto seguido inspeccionar el cadáver. Menos mal que llevas la máscara puesta, menudo olor parece desprender...tal vez lleve ahí un par de días...aunque, es raro, no parece estar siendo pasto de las ratas. Parece que incluso se alejan de él, ¿por qué? Se te ocurre una idea, sí, es lo más posible que sea algún nuevo tipo de plaga o de peste, pero el brote más fuerte era el de Poveglia y, sí, lo sé, sé que estás totalmente seguro de que esa enfermedad no se ha extendido, pero y si..¿y si sí lo hubiera hecho? Las ratas van y vienen, no controlas toda plaga del mundo, tienes que saberlo...
En fin, ¿qué más puedo contar? Se dedicó unos cuantos minutos más a estudiar el cadáver, viendo un par de piel muerta, oscurecida, pero ninguna señal de mordisco, parecía que era vía nasal, por el hecho de tener las fosas nasales casi quemadas, pero resultaba contradictorio, ¿también lo crees, no Vito? Seguramente, no te has olvidado del primer cadáver, ése tenía los ojos casi podridos y no mostraba señales de haber enfermado por la vía nasal, todo lo contrario, según decía su mujer, casi siempre había tenido buena capacidad pulmonar. No te olvides de lo que mencionó después, Vito, recuerda que su tratamiento estaba basado en tomar alimentos nutritivos y beber el agua del río, alejada de toda posible contaminación de las cloacas.

Quizás, deberías inspeccionar la barriada, ¡pero cómo estás siendo perseguido, tendrás que esconderte! Eres estúpido, de verdad, ni si quiera va a servir de mucho los frascos que llevan, a no ser que quieras matar del susto a algún aracnofóbico o algo de ese estilo. Sí, es cierto que llevar plagas ya embotelladas era útil, porque te ahorraba tener que crearla, pero menudo cante vas a dar...¿llevas la pistola recargada? Sí, se nota, tiene un leve olor a pólvora, así que al menos vas preparado. Veamos, lo único que puedes hacer es continuar entre barrios y buscar más cadáveres, si se trata de un nuevo tipo de plaga, será de interés que sepas qué es y rápido, antes de que quiten de en medio a toda la Iglesia.
avatar
Exorcista — Alumno


Frase ¿Por qué si quiera tenemos que hacerlo?

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1219-vito-nera-el-soltero-de-oro#6122

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por An'Cen Vitanoire el Dom Feb 25, 2018 1:05 pm

A pesar del disgusto, An consiguió salir medianamente relajada de aquella situación. No soportaba aquella desgana de la gente por vivir. Aquella muerte tan fácil…ni siquiera se le ponía obstáculos a ésta para intentar retardarla.Y luego, una vez muerta, aquella persona pasaba a ser un objeto inerte a la espera de convertirse en polvo, a nadie le importaba, ni siquiera para darle un entierro digno.
Se negó a volver encontrarse de nuevo con el bullicio de las calles, menos estando de tal mal humor. Sin embargo, al instante se dio cuenta de que haber cogido el atajo e ir por el callejón había sido muy mala idea. Estaba él, aquel insufrible ser que le había hecho la estancia en la celda todo un suplicio, aunque muy para sus adentros le hubiera sido un ápice de luz.
El rostro de An pronunciaba como si se tratase un espejo de su alma aquella repugna. Estaba encima husmeando a un muerto ¿acaso le estaba robando?  No quiso preguntar. De hecho, se dio media vuelta y se dirigió a la boca del callejón para así no tener que entablar conversación.
Casi abandonaba la callejuela cuando de repente un señor de mediana edad se abalanzaba a ella, se había aferrado a sus hombros y la zarandeaba con fuerza. An tardó en reaccionar pues su mirada se había quedado fija en su rostro, tenía los ojos desorbitados, estaba enloquecido. Su boca esputaba sangre y su mandíbula iba directa a su cuello. Aquel hombre iba a morderla.
La mirada de An comenzaba a debilitarse, sentía que era presa de la muerte que le había agarrado por el pescuezo y se iba a alimentar de ella. Aquel hombre estaba a pocos centímetros de ella, con la mandíbula fuera como si se tratase de una bestia y con las manos ancladas con fuerza en sus brazos.
Podía sentir el sudor recorriendo su cuerpo, su pecho, su espalda, y como este se endurecía en instante. De su pecho salió una gran espina, una espina que había dejado la cota de malla en una simple seda de araña rota en mil pedazos y que había atravesado el cuerpo de aquella bestia.
El hombre murió al instante aferrado a An y ella cayó al suelo con él. Parte de su pecho había quedado descubierto y lleno de sangre, mientras que aquel hombre aún podía seguir esputando sangre.
‘’Condujiste la muerte, An’Cen Vitanoire’’
An estaba blanca, su rostro no podía demostrar más miedo, ya no sobre aquel maleante, sino sobre ella. Sudaba mucho, no podía moverse, pero sí se movían los tallos que crecían de su pecho, como si se tratasen de tentáculos, los tallos abrazaban a la exorcista en un cálido achuchón que hicieron que se reconfortara con suavidad.
Los tallos más largos se erguían a modo de defensa, si alguien se acercara podría defenderse correctamente.
Fue justo tras eso cuándo se dio cuenta de donde estaba, sentía la presencia de su compañero justo detrás de ella, aquella mirada de superioridad en su nuca. An solo quería recibir el castigo por tal pecado.
-Lo viste…¿verdad?
avatar
Exorcista — Alumno


Frase Amén

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1220-ficha-an-cen-vitanoire#6123

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por Vito Nera el Dom Feb 25, 2018 10:07 pm

- Sorpresa, sorpresa. - Dijo Vito cuando, al levantarse, vio en la lejanía An'cen, aparentemente malhumorada y con probables tareas que seguro llevaría a cabo, diferente del caso de Vito quien apenas cumplía sus obligaciones y, a menudo, las dejaba para otro día. Lo único que recién le estaba interesando era: difundir el nombre de la Plaga, buscar a An'cen para chincharle y evitar que la Iglesia le pillara vivo. Si conseguía salir bien de todo eso, probablemente ya habría hecho más que en toda su vida. Por lo tanto, el hecho de ver a An suponía cumplir con una de sus tareas, para lo cual, risueño y entre pequeñas carcajadas, caminó a saltos hasta alcanzarla. 'No se lo va a ver venir, je je' Decía para sus adentros, con la mano puesta en el pico, como quien evita que oigan sus palabras. Sin embargo, la situación que se encontró ante él no fue como esperaba.

Algún desalmado estaba atacando a la inocente chica, en quien vio el deseo de defenderse. Él, con el ceño fruncido se movió a paso lento pero fuerte, a la par que iba desenfundando su arma de fuego y ya apuntaba a la cabeza de aquel tío. - Hoy la Plaga se va a cenar.- Suscitó con los dientes apretados y furioso, más que nada por no tener el enemigo la decencia de atacar cara a cara y, de lo contrario, atacar a espaldas de An, o eso deducía él por cómo se planteaba la situación. Sin llegar a salir de las sombras, con el dedo sobre el gatillo y a punto de disparar, presenció una escena que no creía verdad, no por el hecho de que An hubiera matado a alguien, eso era lo de menos, sino por la fuerza con la que propició su ataque. - Increíble. - Susurró, caminando hasta, como bien dijo ella, quedar a escasos centímetros de su lado. ¿Ver decía? Soltó una risa seca y cortante, un fuerte 'Jé', y respondió. - ¿Ver el qué? - Y tras aquello, Vito se agachó a fin de ayudar a An'cen a levantarse, porque a él le suponía ya demasiado tener que subirla a sus brazos, aunque...tal vez le gustaría ver otra cosa de mayor interés: a medida que Vito se prestaba a ayudarle, de sus ropas comenzó a salir una plaga oscura, una gran mancha negra que se dividió en dos para evitar tocar a An y que rápidamente comenzó a devorar el cadáver que recién fue bendecido con un agujero en su pecho. Seguramente lo único que quedara serían los huesos, pero eso era algo común, bastaba con echarlo al mar para ser uno más de la lista.

- An, An, An...qué harías si no fuera por tu soltero preferido. - Dijo entre burlas, una vez más, para relajar la tensión. Se levantara con su ayuda o no, Vito vio que sus ropas se habían roto. No sabía mucho de tejidos, ni tampoco de telas, pero sí sabía que habría una plaga de gusanos de seda o cualquier animal que se dedicara a coser con el que arreglar ese estropicio. Es más, mientras esperase a oír a la chica hablar, ya iría soltando su aliento en aquella máscara compactada, donde prepararía la plaga hasta sacarla.
avatar
Exorcista — Alumno


Frase ¿Por qué si quiera tenemos que hacerlo?

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1219-vito-nera-el-soltero-de-oro#6122

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por An'Cen Vitanoire el Lun Feb 26, 2018 9:36 pm

Fue tortuoso volver a sí. Sentía la fuerza de su compañero que tiraba para que ella pudiera levantarse, sentía como la bocanada de aire se escapaba de sus labios mientras aquellos bichos comían el cadáver, las cuerdas vocales dañando su mente intentando no evocar un grito.
Estaba viendo su crimen haciéndose polvo, lo había hecho Vito, lo había vuelto a hacer.
An se recompuso aún aferrada a la mano de Vito mientras que arrojaba incontables lágrimas a los huesos de aquel muerto. No podía creer lo que había hecho por estar presa del miedo, y por ello no pudo evitar lanzarle una mirada entristecida a su compañero ¿Acaso lo haría otra vez? ¿Sería capaz de dañar a su compañero si fuera cautiva de temor?
-No…-musitó rota, dejando caer su cabeza al hombro de su compañero- No puedo dejar que hagas esto más…
Dejó reposar la frente unos segundos en el hombro del exorcista para luego separarse lentamente.
-No puedo dejar que seas el guardián de mi cordura…otra vez…
Desvió la mirada de la máscara para volver a mirar a los huesos. Era increíble la capacidad que tenía aquel hombre. Inaudito que con su propio poder hubiera hecho de todo un cuerpo un amasijo cálcico y pútrido.
An cerró los ojos y apretó los labios y manos intentando calmarse, ya le debía otra a Vito, y no estaba seguro si aquello era bueno. Probablemente no porque acababa de descubrir de nuevo que aquel hombre podía llegar a ser muy peligroso.
-V-vamos, no podemos seguir aquí mucho tiempo…¿sí? – comentó temblorosa intentando huir de la mirada de Vito.
Se separó de él, no podía evitar sentirse incómoda intentando no pensar en lo que acababa de ocurrir y en lo que ocurriría posteriormente.
Se quitó el guante lleno de sangre y se llevó la mano al rostro apartándose el sudor.
-No soporto esto…- murmuró negando una y otra vez.
-¡¡¡Qué vamos hacer, vito!!! ¡¿Qué vamos hacer?!! – gritó en un ataque de nervios. – No me puedo creer esto…necesito algo, necesito confesarse, necesito…
An estaba descolorida, cadavérica, se llevaba las manos a la cabeza, no podía contener las lágrimas y para colmo estaba tirándose del cabello.
-Vito, qué has hecho, eso no. Ya..no…Vito…¡¡¿eh?!!
Se sentó en el suelo, entre los dos muertos y un amigo, no podía controlar la presión que sufría en su cabeza, y en su corazón.
avatar
Exorcista — Alumno


Frase Amén

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1220-ficha-an-cen-vitanoire#6123

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por Vito Nera el Mar Feb 27, 2018 12:21 am

'Y ahora qué es lo que se supone que debo hacer...' Pensó Vito al afrontar aquella decisión, en la que la mayor perjudicada era An, una chica que parecía no haber afrontado la muerte en muchas ocasiones...que era tan...pura, a diferencia de él, quien desde su nacimiento ya sabía qué era morir y dejar morir. Por alguna razón, desconocida para él, ahora notaba su pecho dolido, como si hubiera algo que le atravesara, a lo que no pudo evitar acudir, inconscientemente, usando su mano izquierda como ojos. Palpó durante unos segundos, pero no notaba nada en absoluto, ni había sangre ni ningún otro tipo de heridas, así que no había forma física de ocasionarle tal malestar...¿qué era entonces? Miró a un lado, luego a otro, y al ver la falta de gente, Vito pensó que su enemigo sería invisible, pero ay, Vito, ¡cuánto te faltaba por aprender! Por ahora, quedémonos en que se agachó y se acercó a ella.

- Tranquila, mi vida, no hace falta estar mal. Deja que me encargue de arreglar esto... - Y entonces, de la manga derecha, emergió una araña con multitud de colores, bastante agresiva a simple vista pero que, con mucho cuidado, se desplazó levemente hasta llegar a la zona sin ropa. Allí, comenzó a tejer un bonito arreglo, un color blanco con su característica forma de red con la que no sólo hizo mejorar la calidad de su ropa, sino también evitar que cogiera frío. - Gracias, pequeña. - Vito acarició tal araña con una sonrisa y la dejó ir por los callejones, - ¿Ves, criatura? Todos formamos parte de una gran ciudad, quizás tan fea como Venecia, pero en ella tenemos tareas que cumplir. ¿Te gustaría ser como esa arañita? Ha cumplido con su obligación, ha tenido su caricia como premio y ahora va a vivir cual aventurera con una sonrisa en la cara, o, de lo contrario, puedes seguir así y estar aturullada, pero eso hará que nuestro enemigo invisible nos mire. - Todavía no entendía que aquello invisible era el malestar de ver a alguien importante sufriendo.

- No importa qué ocurra con ese tipo, sus huesos ya forman parte del canal y, si la Iglesia se entera de lo que hice, pues perfecto, así se enteran de que la Plaga no sólo se ha quedado en Poveglia.- Y a modo conclusivo, acercó su guante, libre de toda suciedad, y acarició el ruborizado rostro de la chica, quien del llanto se había tornado en tal color, mostrando la mejor cara de simpatía que podía dar aquella máscara. A su vez, Vito se levantó, ofreciendo su mano a la joven y, preguntando, dijo. - Tengo una plaga que investigar en este lugar, ¿te apuntas? - Claramente, no iba a esperar un no como respuesta.
avatar
Exorcista — Alumno


Frase ¿Por qué si quiera tenemos que hacerlo?

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1219-vito-nera-el-soltero-de-oro#6122

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por An'Cen Vitanoire el Mar Feb 27, 2018 8:38 am

Le costaba demasiado entender que aquel hombre estaba sujetando su cordura con todas sus fuerzas, le parecía imposible pensar que se estuviera preocupando por ella y que todavía le había salvado sin querer nada a cambio. Había matado a alguien fríamente pero…¿Estaba sintiendo su corazón reconfortado?
Claro que lo sentía, como si hubiera adentrado sus manos a través de su pecho, de su piel, de sus huesos y carne hasta llegar a su corazón y lo hubiera sostenido entre sus manos con ternura para insuflarle el calor que necesitaba.
Cuando se dio cuenta de la situación, tenía una araña brillante, que como si se tratase de un gran broche, cerraba con cuidado la zona que había roto la espina, no la interrumpió.
-Sabes que no tengo palabras para agradecer esto…-sonrió levemente buscando en la máscara aquellos redondeles que le llevarían a sus ojos.
Demasiado tiempo en el que no recibía ni una triste caricia, así que no se negó. Siendo de su confianza aceptaría hasta una puñalada a modo de castigo, pero también aceptaría una caricia en la que confiar su dolor.
Cogió su mano con delicadeza y se recompuso. Se sacudió el polvo y las lágrimas para soltar un gran suspiro. Se le escapaban las sonrisas una tras otras junto a una risa muda.
-A ver si va a ser verdad que vas a ser mi favorito- con esas palabras salió una gran sonrisa que rompió en una pequeña risilla nerviosa.
Se retiró las últimas lágrimas dejando ver aquellos ojos claros que habían quedado enrojecidos por la angustia.
-¡Diantres! – cogió una bocanada de aire para soltarla de repente ¡se olvidaba de su misión! - ¡Yo también tengo que buscar algo de eso…! ¿Qué era? ¡Ah! ¿Te has enterado de lo que ha ocurrido en el sanatorio de la zona norte? La gente está muriendo como si nada….¡están cayendo como moscas! – tras esas palabras se dio cuenta que no debería usar símiles con insectos, bichos y cualquier ser que pudiera ser una plaga ¿y si le ofendía?
El rostro de An se volvió nervioso y su lengua revoloteaba en busca de calma.
-¡Perdón! ¡No lo vovleré a decir! ¡Soy más profesional de lo que parece..! Es que tú siempre me pillas cuando estoy peor…¿eh? Además…¡deja de mirarme así, me pones nerviosa!
Quedó unos segundos mirando a la máscara en busca de una respuesta buena, pero como no podía esperar más se dio la vuelta sorteando al muerto y dirigiéndose a la boca del callejón.
-Eh…¡Vámonos! ¡Sí!¡Miremos por aquí!
El semblante nervioso de An no es que denotara demasiada seguridad, pero necesitaba poner orden a la situación de alguna manera o acabaría siendo una masa blanda de emociones y lágrimas.
‘’Qué demonios me pasa….¡¡¡qué demonios me pasa!!!''
avatar
Exorcista — Alumno


Frase Amén

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1220-ficha-an-cen-vitanoire#6123

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por Vito Nera el Mar Feb 27, 2018 6:02 pm

A medida que fue viendo que An estaba mejor, Vito se reconfortó poco a poco, sintiéndose más aliviado y más tranquilo, lo que le volvía más despreocupado, una vez más. - Espero que todo vaya mejor, ¡ponerse serios es una pesadez! - Y con aquella última exclamación, hizo un gesto de caderas...de cuerpo en general, que simulaba el fundirse, parecía que fingía derretirse a medida que exclamaba todas y cada una de las letras de 'Pesadez' que llegada su conclusión, se volvió a erguir, cual palo, para dar comienzo a la búsqueda del objeto de la plaga. - Bien, esto es lo que yo tengo.- Con ello, describió todos los puntos a los que llegó conclusión especialmente el apartado sobre la diversidad de consecuencias y otros tipos de fenómenos que había en los pacientes, a lo que esperó una respuesta de la joven, quien parecía tener más conocimiento del tema que él, 'Al menos ella atendía a las clases', pensó.

Como ya fue dicho, Vito terminó de informar a An. Ahora quedó expectante a ver qué le transmitía ella y, entonces, poder actuar en consecuencia. Cabe decir que Vito no hizo mucho caso al resto de aspectos de An, con saber de su bienestar le valía, así que pensó en evitar lo máximo posible el hablar de todo lo relacionado con el evento pasado.
avatar
Exorcista — Alumno


Frase ¿Por qué si quiera tenemos que hacerlo?

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1219-vito-nera-el-soltero-de-oro#6122

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por An'Cen Vitanoire el Miér Feb 28, 2018 1:35 pm

-Si tú lo dices…
No prestó atención al bailoteo. Había llegado a la conclusión que, a ciertos momentos de su estancia junto a su compañero, debía desconectar para no dejarse por la ansiedad que le provocaba sus preocupaciones.
-Quizás si te aplicaras más y todo no te fuera una pesadez, podrías ser uno de los mejores exorcistas de Italia..
Sabía prefectamente que su compañero era muy poderoso, incluso llegaba a pensar que más que ella. ¿Su error? La despreocupación.
-Bien…creo que vamos a ir al sanatorio del norte. - afirmó segura- Es la mejor opción si queremos ir de cabeza a qué nos concierne…pero..tengo algo. Y es que creo que no es una plaga…no hay mordeduras, solo manchas…al único caso que vi, observé mediante tinta que la mancha no era por alguna criatura transdérmica…
La prueba de la tinta china era el método más certero que había para determinar la sarna. En dicha enfermedad, se observan canales y surcos en la piel provocados por un ácaro en concreto. Una criatura que apenas podía ver a simple vista y provocaba serios problemas a la salud… La técnica consistía en arrojar tinta china a la piel para ver si ahondaba en esta, eso denotaría que aquellos artrópodos habían anidado.
-Creo que tampoco es el mal de la viruela, además, sería sencillo acabar con ella.- muchos de los descubrimientos del siglo podían tratar con ciertas enfermedades mediante arcaicas vacunas, esto fue gracias a Edward Jenner, un conocido médico británico que había conseguido inocular y tratar a algunos enfermos de dicha manera. Trabajos que An seguía con fiereza. Devoraba publicaciones en otros idiomas, adoraba la medicina lo suficiente para aprender cualquier idioma que se le pusiera por delante.
Se había nutrido de otros trabajos en la Academia dei Lincei , una academia compuesta por investigadores de la época que arrojaban toda la información que obtenían sobre sus descubrimientos, y que ya habían echado varias veces a An por ser una mujer con afán de aprender.
-SI la viruela no es…¿tuberculosis…?  Esto es muy extraño, solo hay caso aquí, en Venecia….no puedo esperar más, vayamos allí.
Tras varias vueltas y un camino medianamente largo, llegaron a el sanatorio. Un edificio cuantiosamente grande de piedra, oscurecido por las últimas lluvias y algo silencioso. An frunció el ceño extrañada ante tal silencio. No habían mujeres inflamadas con sus hijos llorosos, no había viejos carcomidos en las puertas.
An hizo un gesto con la mano para que le siguiera de cerca, incluso había sacado el puñal y estaba sacándo de su muñeca una gruesa rama para utilizarla de látigo.
-Atento…-susurró colocándose en la puerta.

Una vez abierta, el gran hedor a muerte colapsó los sentidos de la exorcista, haciendo que rápidamente se alejara y tuviera que reparar en apoyarse en un columna para toser con fuerza y aguantar las arcadas.
La puerta auguraba un pasaje totalmente a oscuras, lleno de camillas pobladas de muertos oscuros y de cuerpos en el suelo, aquello era las mismas puertas en el infierno.
An tuvo que recogerse las lágrimas junto a las últimas arcadas. No podía evitar negar varias veces y apretar los puños con fuerza para golpearlos contra la columna.
-Cómo es posible…
Las enfermeras estaban tendidas en el suelo totalmente ennegrecidas y la sangre comenzaba avanzar hasta la puerta.
avatar
Exorcista — Alumno


Frase Amén

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1220-ficha-an-cen-vitanoire#6123

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por Vito Nera el Jue Mar 01, 2018 4:51 pm

- Ya empiezas a sonar como los profesores de la academia, jefa. - Dijo Vito mientras se dejaba caer levemente hacia detrás, sin llegar a tocar el suelo, simplemente permaneció con la espalda arqueada mientras mostraba su pereza y falta de interés en mejorar. ¿Para qué quería desarrollar sus poderes? Si ya le servía con el mínimo, tenía la base asegurada y con ella podría ganarse la vida fácilmente, desarrollar sus aptitudes simplemente le haría avanzar sin razón, mejoras sin sentido que no llevarían a nada, por lo que descartaba esa idea. Para estar así, prefería tumbarse a la sombra manifestada por los cadáveres apilados en los canales y barrios bajos de Venecia. Olvidando esto, Vito permaneció el resto del camino interesado por lo que iba diciendo An sobre los casos, haciéndose el interesante con las distintas citas que hacía, como si aquello le sonara de algo cuando la realidad era totalmente diferente. Vito apenas había estudiado durante su estancia, por lo que no conocía ni científicos famosos, ni figuras de renombre más allá de la que le hacía compañía. Como mucho, añadió un par de comentarios a su afirmación sobre las plagas.

- Hay ocasiones en las que las plagas pueden servir de vectores a otras enfermedades...tal vez alguna de ellas se haya introducido dentro de los cuerpos, ya sea por la comida o por otra vía, que haya conducido a tal situación...a lo mejor estamos tratando con una posible pandemia, aunque muy diversa visto los efectos que genera. - Y a excepción de eso, no hizo mucho más hasta la llegada al sanatorio, donde parecía estar concentrada toda la acción. Cabe decir, antes de meternos de lleno en lo que haría Vito con su vuelta a casa, que éste en ningún momento sintió miedo acerca de lo que pudiera pasarle a An'cen, todo lo contrario, era plenamente consciente de que ella tenía muchas más capacidades que él a la hora de lidiar con todo tipo de situaciones, añadir algo, entonces, era ineficiente, algo inútil. ¿Para qué decir algo en lo que él sabía que su compañera le sacaba varias vueltas? Por ello apenas habló cuando la vio mal, simplemente cerró la puerta. Con Vito dentro.

Éste se había introducido de lleno en la pila de cadáveres, recordándole a las calles de su tierra de nacimiento, Poveglia. Los cadáveres estaban decorando los suelos, mientras que las paredes habían sido decoradas con un rojizo color sangre, fresca y con complemento que no llegaba a distinguir. Comenzó a observar todos y cada uno de los cuerpos lentamente, sin sentir ningún tipo de malestar, pues era algo a lo que estaba acostumbrado. Lo máximo que haría fue sacar los cadáveres en peor situación al exterior, a fin de que An no tuviera que entrar y pudiera trabajar, mientras él se encargaba de analizar lo que había estado guardando todo este tiempo aquel edificio.
avatar
Exorcista — Alumno


Frase ¿Por qué si quiera tenemos que hacerlo?

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1219-vito-nera-el-soltero-de-oro#6122

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por An'Cen Vitanoire el Vie Mar 02, 2018 6:23 pm

Vito, aguarda! – An’cen ordenó que la búsqueda cesase, no podían dejar aquellos muertos fuera sin ni siquiera saber qué estaba ocurriendo.
Ya había colocado dos muertos en suelo cuando An se había acercado a su compañero para pararle los pies. No necesitaba más.
El primer cadáver era de un joven, su piel estaba blanquecina, como si hubiera estado sumergido en un largo tiempo y se hubiera hinchado. Fue en aquel momento cuando An en su sospecha, cogió la mano del muerto (evidentemente con sus guantes bien colocados) y se dio cuenta de que sus dedos estaban hinchados, efectivamente había estado sumergido. Otro dato significativo es que tenía una gran franja de su torso de color negro, un negro salpicado en una piel tan clara.
Tenía una gruesa cuerda atada el cuello y a un tobillo…¿suicidio, accidente o asesinato?
El segundo difunto era una mujer, envuelta en varias mantas, pero con algo muy característico, estaba cerúlea. An’Cen aclaró un poco su visión retirando con cuidado algunas mantas, no se trataba de un estado de descomposición.
-Vito…no cierres la puerta, espera.
An se alejó de los muertos para adentrarse en el sanatorio, se colocó el antebrazo en el rostro para soportar el fuerte olor y entró. Era evidente que aquellos dos cuerpos no eran los únicos dañados de la misma manera, se repetían con demasiada exactitud, pero hubo algo que le llamó la atención, un pequeño charco negro junto a un ánfora.
La exorcista cogió la pesada ánfora conteniendo el aire y la arrastró hacia fuera. Al asomar el rostro pudo ver el agua, estaba oscurecida. Pasó un dedo por la superficie del líquido para asegurarse de tal cosa. Efectivamente su guante se había teñido de negro.
-Hmph…-bufó, ya había encontrado cuál era el mal- Vito, echa un vistazo a esto...-sugirió intentando diluir aquella tintura de su guante haciendo fricción contra el otro, no había éxito.
An’Cen contaba con la opinión de Vito, sabía que arrojaría luz y pistas sobre lo ocurrido, más habiendo visto aquel temple al entrar en el sanatorio. Ella sin embargo no pudo evitar sentirse algo abrumada, había visto la naturalidad con la que había entrado, y eso era sinónimo de costumbre.
‘’Cuánta muerte habrá llegado a ver este hombre.’’
De hecho, pagaría por hurgar en aquella mente, saber qué era exactamente lo que le había hecho ser así. Los males, las enfermedades, qué habían visto esos ojos en las tierras malditas de Poveglia.
An no podía quitarle el ojo a el otro exorcista, con cada parpadeo recordaba aquel rostro iluminado con aquellas luces lejanas de la celda… ¿volvería acaso a ver ese rostro?.
‘’No volverá a escaparse esa oportunidad’’
Se dijo a sí misma. La próxima vez que volviera a ver ese rostro lo escudriñaría hasta el último milímetro, buscaría cada ápice de dolor que le hubiera conducido a llevar la máscara por siempre.
-¿Te resultan familiares los signos…? ¿el agua? ¿Crees que pudo haber sido una criatura?
avatar
Exorcista — Alumno


Frase Amén

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1220-ficha-an-cen-vitanoire#6123

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por Vito Nera el Sáb Mar 03, 2018 7:45 pm

Apenas tardó un segundo en parar de sacar los cadáveres de tal Sanatorio cuando su compañera se lo ordenó, pues ello suponía que no tuviera que mover más carga y, en consecuencia, no tenía necesidad alguna de seguir haciendo esfuerzo. No obstante, al ser consciente de que An ni nadie le daría una palmada en la espalda que aprobase su gran esfuerzo y esmero en sacar cadáveres, a quienes tiraba al suelo casi como si fueran una cosa más, sin mostrar mucho respeto o importancia, Vito fingió la escena a continuación. A ojos de An, una ratita parecía haber escalado hasta su cuello y ésta había comenzado a darle golpecitos en la nuca con su pequeña manita derecha, incluso se podía decir que mostraba un rostro de orgullo por las tareas llevadas por Vito. Claro que, la realidad era diferente, ya que Vito decidió darse la aprobación él mismo con una ratita que creó y que ya, lo que vino después, si sería tal y como se vio. - Nada, nada, amiga, sé que ha sido un trabajo duro, estoy orgulloso de que estés orgullosa de mí. - Y con ello, Vito sacó pecho y se llevó las manos a la cintura, mostrando así una figura de renombre para tal animal. Fue tras su espectáculo cuando se acordó de que estaba ayudando a An y no estaba sacando la cena habitual, menudo error cometió, pero siendo la hora que era, pues normal. Si no estaba confundido, poco a poco se iba acercando la noche, por lo que ya mismo tendrían que dar parón a su investigación e ir a descansar.

¡Pero volviendo al asunto de interés para nuestra amiga exorcista, Vito se reconectó a la situación! Éste caminó hasta An, quien ya había sacado la ánfora y estudiado el agua. Él, en cambio, introdujo un poco su pico en el interior del recipiente, dejándolo levemente atascado, aunque no fuera algo que no se solucionara con un poco de fuerza. Durante el rato que permaneció unido a la ánfora, Vito se dedicó a oler su contenido y, sin mediar palabra, volvió a examinar los dos modelos de cadáveres que habían tenido fuera. Se tomó el privilegio de observarlos detenidamente, todo esto mientras lo acompañaba con incesable 'Hmm...', hasta que llegó un momento en el que empezó a formar oraciones. - Insectos no han sido.- Declaró.

- Mira, An. Empecemos por el tipo con la marca del cuello. A simple vista parece que ha sido sumergido, por las señales que tiene por todo su cuerpo, ¿Verdad? Bien, eso puede ser interesante, pero creo que no tanto como la mujer. Es azul, pero no como la mar, es un azul diferente, ¿y sabes por qué? Por el agua. - Se acercó a ésta e hizo salir de su brazo una serpiente albina, casi tan blanca como la nieve que nunca llegó a ver en persona. Susodicho animal se deslizó hasta el interior del ánfora y comenzó a beber agua de forma desmesurada, bajo la orden de su creador. - Mi teoría es la siguiente. Estas personas han sido intoxicadas, pero no todas, sólo las de color azul por el agua. Las que tienen la marca en el cuello se me ocurren dos opciones: la primera de ellas pudo haber sido la ilusión, algún insecto les hizo alucinar y ello desembocó a suicido en masa, mientras que la otra es el asesinato. Como habrás observado, parecen haber estado sumergidos, por lo que es probable que alguien los tirase al río. Y dirás, ¿cómo uno todo esto? Creo que mi conclusión es la siguiente: alguien ha querido contaminar el agua y ha estado buscando alguna forma de hacer un daño en masa, pero para ello tenía que hacer pruebas. Para éstas, secuestró gente y las obligó a estar sumergidas durante mucho tiempo en agua, mas la causa de la muerte llegaría antes. Ante la temprana muerte de estos, apostó por un clásico, algo que todos tenemos y que seguramente todos usamos. - Dio una pausa para sacar algo de su bolsillo: una rosa. - Metal.- Luego se dio cuenta de su fallo y rápidamente la guardó en el bolsillo y acabó sacando una moneda, fingiendo que no se había equivocado. - El metal es tóxico y, si me das unos cuantos minutos, nuestra serpiente nos lo dirá pronto.- Ésta había sido forzada a seguir bebiendo hasta que acabó desmayada, lo cual parecía ser lo que Vito buscaba. La sacó del agua y agarró su cuello hasta que, pasado un largo rato de espera, empezara a transformar su blanco en tonos azules que seguramente fueran de interés para la joven.
avatar
Exorcista — Alumno


Frase ¿Por qué si quiera tenemos que hacerlo?

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1219-vito-nera-el-soltero-de-oro#6122

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por An'Cen Vitanoire el Sáb Mar 03, 2018 8:23 pm

‘’No sé qué hago preguntándole a un loco’’
Se cuestionaba el conocimiento de aquel joven que le hacía arrumacos a la rata. Demasiada fruslería en una persona con un cargo tan serio ¿es que nadie le había quitado la tontería con una bofetada bien dada nunca?
Tras el numerito, An hizo un sonido seco con los guantes a modo de aplauso, no era necesario tanto juego para un tema tan serio.
-Te agradecí en su momento lo que hiciste ¿acaso necesitas que…? ¡oh! ¡que le estaba hablando a la rata! ¡dichosos los ojos!
Con los ojos en blanco y con un leve balanceo acabó por resoplar implorando a Dios que impartiera el castigo divino y se la llevara pronto, porque no sabía si tendría tanta paciencia como para soportarle.
Todo cambió cuando por fin se centró en el caso. Vito parecía conocer bastante del tema, lo que hizo que An alzara las cejas y afirmara bastante convencida de sus palabras, hasta que empezó a pasarse.
-Basta, vas por mal camino. – carraspeó negándole la suposición.
-Piensa por un segundo, cómo sería llevar a tal cantidad de gente al agua. Es muy extraño. Piensa en cómo es posible en tal caso que un muerto ahogado hubiera sido llevado al sanatorio ¡es imposible! Un muerto en tales condiciones se quema, más si su piel se ha tornado a un color que no es precisamente normal.
Se cruzó de brazos observando a la serpiente, parecía arrojar ciertas pistas sobre el ánfora, pistas un tanto extrañas.
-Quizás estés en lo cierto sobre el metal,pero creo que tengo otra teoría.
Dio media vuelta para comenzar a andar en círculos.
-Si una persona bebe agua tóxica…debe de desarrollar una enfermedad…un mal.,. Entonces, acude al sanatorio…pero parece que no es la única persona que ha llegado al sanatorio con dicho problema…si el beber conduce a una piel cerúlea, es muy probable que en lo primero que piensen es en lavarla. ¡de ahí que el sanatorio y los muertos estén humedecidos! Las enfermeras debieron contagiarse si ayudaron a los enfermos a sacar dicho mal…por último, parece que como último recurso recurrieron a la sangría…desangrándose morirían muchos, otros quizás por el mal que les acongojaba..
Paró en seco su pequeño recorrido en círculos mientras continuaba divagando
-Pero…¿cómo es ese mal? – enseñó a su compañero las palmas de las manos ennegrecidas por el agua. – Todos los muertos se presentan como la mujer - se acercó a ella para señalarla- pero el chico…
Paró unos segundos para pensar sobre aquello…era bastante difícil que aquel chico hubiera cometido el suicidio en el sanatorio… ¿por qué entonces las sogas?
-Este chico puede que lo hubieran dejado aquí…es demasiado extraño…las cuerdas…la marca…¿crees que la marca es del metal?
Demasiadas preguntas que le asaetaban la cabeza, habían pasado ya cierto tiempo y el sol que presumía en el cielo se había escondido tímido entre las nubes, quizás fuera signo de la pena que sentía Dios por tanta muerte, o el presentimiento de una amenaza para los exorcistas.
-Cómo es posible que el agua que trae la vida…esté trayendo la muerte…-An palideció al caer en la cuestión. -¿Cuánta gente habrá tocado el agua..?
avatar
Exorcista — Alumno


Frase Amén

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1220-ficha-an-cen-vitanoire#6123

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por Vito Nera el Sáb Mar 03, 2018 9:31 pm

Vito estaba atento a su divagación, pues su planteamiento parecía haber sido errado. No es que le sorprendiera, a ser sinceros, ya que con su escaso conocimiento, lo máximo a lo que era capaz de llegar era a conclusiones lógicas sin apenas fundamentos en lo que basarse. No obstante, vio que algo le fue de utilidad a su compañera, por lo que vio la necesidad de seguir pensando en el tema que tenían delante. Por lo pronto, la clave era saber dónde estaba tal masa de agua contaminada, algo que tenía que ser fácilmente encubierto, debido a lo notorio que debía ser una gran masa de agua oscura. Llamaría la atención de alguien y, de ser así, ya habrían resuelto el caso...pero los cadáveres inducían a que tal realidad le faltaba mucho para llegar. Pensando un poco en la ciudad de Venecia, se dio cuenta de que...precisamente, la clave podría estar en la esencia de la ciudad. - ¿Y los canales? - Comentó Vito.

Éste había estado sentado en el suelo, cruzado de piernas y con la cabeza apoyada en el puño tornado en su soporte, pero tras haber realizado tal afirmación, optó por levantarse y quedar mirando fijamente a su compañera. - Mucha gente suele estar cerca de los canales y, con el tráfico de las góndolas, además de la falta de luz lo hace un sitio donde apenas se distingue lo limpia que está el agua. Es más, muchos pobres los he visto acudir a estos a tratar de buscar bienes o simplemente agua con la que saciar el gaznate, sería un objetivo fácil para el atacante.- Tras su discurso, esperaba una respuesta de An, aunque hubo algo que le llamaba la atención aún más: el cielo. Prácticamente era de noche y, en donde estaban, se volvía más difícil estudiar los muertos por la falta de iluminación, así que llevó la mano a uno de sus bolsillos y, valiéndose de sus dedos, contó un par de ducados robados...no era suficiente para una posada o algo donde dejar a An dormir. Volvió a mirar al cielo, buscando la luna en él, dándose cuenta de que no estaba allí, y no por ser luna nueva precisamente, sino por la gran cantidad de nubes que se estaban acumulando alrededor de la ciudad veneciana. - Parece que va a llover, señorita, deberíamos limpiar el estropicio e ir buscando reposo. Mañana podremos seguir investigando.-
avatar
Exorcista — Alumno


Frase ¿Por qué si quiera tenemos que hacerlo?

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1219-vito-nera-el-soltero-de-oro#6122

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por An'Cen Vitanoire el Sáb Mar 03, 2018 11:25 pm

Era cierto, el cielo se estaba oscureciendo a pasos agigantados así como la lluvia, que pasó de ser pequeñas motas a un fuerte e incesante goteo.
An tiró de los cadáveres llevándolos al sanatorio para dejarlos a salvo de la lluvia y se retiró los guantes para cerrar dejándolos dentro. Aquellos guantes ya habían tocado demasiada muerte como para llevársela.
-Tienes razón, debemos marchar…-comentó dejando atrás a su compañero hasta darse cuenta de que no le seguía.
‘’Ya sé por dónde vas a ir, borrico’’ pensó acercándose a él para cogerle del brazo con fuerza y tirar de él. No iba a permitir que durmiera en la calle o en cualquier tugurio solo porque a él se le antojase.
-Me toca a mí pagar por lo que hiciste por mí, te lo debo…-dijo atrayendo con fuerza el brazo de él hacia su pecho, abrazándolo con fuerza para que así no pudiera escaparse.
Por suerte la posada no quedaba nada lejos, solía frecuentarla debido a su calidad y el trato, aunque últimamente estaba siendo algo más frío. ‘’La rata valiente’’ era el nombre de la taberna que conectaba con la posada, y de la que estaba notablemente iluminada y llena de bullicio. Intentando escapar de la gente y aún abrazada a su compañero, se acercó a la pequeña continuación de la taberna, un estrecho cubículo que conectaba mediante una pequeña escalera a las habitaciones.
‘’Mejor no entrar en la taberna, ya conseguiremos víveres después’’
Entró aún agazapada en el brazo de Vito, la lluvia los había dejado bastante calados, aunque él no había cambiado demasiado, como podía verse, aquella estúpida máscara seguía allí. Se acercó de lado a la máscara con disimulo para susurrarle algo:
-Como te escapes, te mato..
Tras ello, se acercó al mostrador dejando un puñado de monedas y se dispuso a cuchichear con la posadera.
-¿Hay alguna posibilidad de que estemos en camas separadas..?
-Me temo que no hija mía…la única con camas solas es la habitación compartida, y me parece que hay un rabioso y una colérica…
-No no no no…me niego, no pienso tocar esas camas, dame mi habitación, donde están mis cosas.
Tras intercambiar aquellas palabras, An subió las escaleras indicándole al exorcista que debía seguirla.
-Te espero – alzó la voz desde el pasillo, entrando en la habitación y dejando la puerta entreabierta.
Mientras tanto la posadera comenzó a enviarle ciertos signos y guiños a Vito.
-Chico..chico…pareces un médico de esos…tú no tendrás un poquito de medicina…yo te lo pago con dinero pero si quieres te lo pago con amor..
Una vez en la habitación, An se retiró el velo empapado y la cota de malla soltando un gran suspiro, aquel era el único momento en el que se sentía libre. Retirarse los ropajes de debajo fue tarea más fácil, hasta que las heridas mojadas de la espalda tocaron el aire, que hicieron que la chica se retrajera un poco.
avatar
Exorcista — Alumno


Frase Amén

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1220-ficha-an-cen-vitanoire#6123

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por Vito Nera el Mar Mar 06, 2018 12:34 am

- Uh... - Vito no mostró resistencia alguna al hecho de ser arrastrado, todo lo contrario, optó por dejarse llevar por la situación por la simple razón de que, de oponerse,gastaría energías innecesariamente. Por ende, si era movido y llegaba a la posada en cuestión de forma mucho más fácil, pues encantado de cumplir con ello. Claro, lo que no esperaba era que, a su llegada, tuviera que afrontar tal numerito de la mano de la posadera, una mujer que no sabría definir como bella o no, aunque sí tenía claro que su pequeña compañera roedora lo era más. - Señora, si desea mi medicina, primero tendrá que ver si es capaz de resistir una plaga de arañas devorando sus ojos.- Fingió la mayor seriedad que pudo, casi intentó posar para añadir mayor drama y presencia al ambiente, oscureciéndolo y recargandolo con su presencia, mas duró poco debido a la inesperada risa que emergió al imaginarse cómo se estaría viendo. - En fin. - Sin mediar palabra alguna, caminó la escalera a paso lento y cansado, desganado y desinteresado por la situación en la que se encontraría: tener que dormir con su compañera, 'Menudo palo tener que ponerse ahora a decidir cama...' Sin embargo, lo que se encontró fue totalmente diferente.

Abrió la puerta, mirando hacia sus pies, mientras que iba acariciando la delicada tripa de su compañera. Fue a hacer algún tipo de comentario de los suyos, de aquellos que marcaban su conducta, hasta que se dio cuenta en la espalda de la joven. ¿Tenía cicatrices? No se las había visto antes, es más, juraría que ese color de armadura era diferente...un momento, aquello no era ropa, ¡aquello era su cuerpo desnudo! No supo muy bien cómo reaccionar, sino que se fijó en su mascota, quien había tapado sus ojitos con las pequeñas patas que disfrutaba, a la par que gruñía para que Vito lo hiciera. - Buf. - Se llevó la mano a los ojos, tapando sus lentes, no había forma de que pudiera ver más de dos veces ese cuerpo desnudo que ahora mismo brillaba. ¿Qué decía ahora? ¿Debía interrumpir? A lo mejor se enfadaba...pero si se iba, pues también. Acababa mal de una forma u otra, así que pensó que la mejor idea sería toser de forma seca y cortante, haciendo saber que estaba allí, de pie.

- Señorita, con permiso. - Fue lo que dijo.
avatar
Exorcista — Alumno


Frase ¿Por qué si quiera tenemos que hacerlo?

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1219-vito-nera-el-soltero-de-oro#6122

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por An'Cen Vitanoire el Miér Mar 07, 2018 7:46 pm

-Ah, pasa.
A ella no le importaba precisamente que le viera, el trabajo era el trabajo. Ni siquiera le importó que entrara mientras estaba tocándose las cicatrices, unas cicatrices aún ennegrecidas a pesar de los años. La piel erizada por el frío y aquella blancura le conferían la belleza de una escultura que se abrazaba a sí misma para esconder sus atributos mientras se estiraba con cuidado.
Ponerse aquel largo camisón fue solo cuestión de segundos. Aquella visión de An desconocida se mostraba ante su compañero, sin velo y con un vestido. Parecía una joven totalmente distinta e incluso, inofensiva.
Aquellos cabellos recortados a conciencia, aquella piel inmaculada, sin heridas, salvo las dos tajadas de la espalda…An no es que soportase mucho verse así, pero a veces necesitaba alejarse del exorcismo y ser ella misma, no ser culpada por ser mujer, por ser lo que era.
Cada día tenía que escuchar palabras malsonantes, cada sol tenía que ver la desgracia grabada en un papel con cada muerte femenina añadida, cada luna tenía que escuchar el lamento de una madre porque su hija corriera la misma suerte que ella.
‘Las mujeres estaban malditas’, era la única lección que intentaba aprender cada día mientras las desprestigiaban por hacer su trabajo. Aquella habitación, aquel cubículo era la máxima libertad que podía tener sin arriesgar su vida, y por eso, por eso mismo, ella se había desnudado y cambiado sin pudor.
No iba a permitir que un hombre fuera a arrebatarle aquella libertad, por eso no comentó el tema, ni siquiera le dio importancia a la impresión que le había dado, pero aquello no significaba que hubiera estado alerta.
Se atusó al cabello terminando de cerrar la puerta, mientras que le asestaba a su compañero un leve empujón para llevarlo dentro de esta.
-Estas…en tu…¿habitación? Sí, dejémoslo ahí. Mi casa está lejos y muchas veces es insegura, por eso vengo aquí, puedes ponerte un camisón mío si lo ves conveniente, son bastante sencillos.
Las palabras resonaban extrañas por aquellas ropas, era demasiado evidente el contraste de An, aunque el camisón mostrara que en su espalda se había librado una guerra para cortarle las alas, la exorcista parecía incluso una señorita de buena familia.
Extendió una sábana en el camastro para liberar las manzanas que había guardado en al cajón de la cómoda, no tenía mucho más pero quizá así podrían salir del paso.
-Come cuánto quieras, mañana tendré más variedad…
Se dejó caer cual peso muerto en la cama, liberándose alguna que otra pluma del colchón. La espalda de An agradeció tal acción y su estómago celoso rugía en busca de mimo.
De hecho, con tanto ánimo, que devoró el fruto en cuestión de instantes. Incluso la rata se había quedado atónita ante aquel ser que engullía manzanas.
An carcajeó con suavidad y llamó al animal estirando el brazo hasta él, con un leve saltito acabó en su mano.
-Es muy curioso…como los animales son tan listos..
Mientras que con una mano sostenía a la ratita, con la otra le acercaba una pequeña manzana. El roedor acabó por abrazarla para empezar a meterle el diente a su cena.
avatar
Exorcista — Alumno


Frase Amén

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1220-ficha-an-cen-vitanoire#6123

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por Vito Nera el Jue Mar 08, 2018 1:22 am

- Pues sí...algunos dejan ver capacidades maravillosas. - Suscitó Vito al ver cómo su animalillo de compañía iba directo a la mano de An, quien ya vestida no le supuso un elemento de 'vergüenza', todo lo contrario, más o menos se sentía libre de dejarse llevar por el contexto en el que se encontraba. Pero, ¿hacia qué dirección? Se planteó seriamente cómo iba a lidiar con el hecho de dormir en una cama...principalmente porque hacía años que recordaba lo que era dormir en una. Lo primero de todo era su ropa, se suponía que debía quitársela y, ¿cambiarse? 'Uf...' Pensó, resoplando en sucesivas ocasiones, no sabía muy bien qué consecuencias iba a tener. Primero las botas, fue lo que se le ocurrió. Se sentó en el suelo y trató de quitárselas con fuerza bruta, a base de golpear el talón de tal calzado, pero tras ver que no lo lograba, decidió acudir a sus manos quienes en cooperación con los pies, lograron mostrar sus pies desnudos, bastante limpios para ser alguien como él. - Gñe. - Fue el grito de queja al tener que quitarse la segunda bota de la misma forma, suponía un esfuerzo tan innecesario...pudiendo dormir en el suelo sin tener que quitarse nada. En fin, lo que tenía que hacer por el bien de las misiones.

Comenzó a desabrochar las fajas que llevaba atadas en su pecho, colocándola sobre algún armario u otro sitio libre, pero separándola de los frascos manchados. Desabrochó los botones del abrigo y, luego, llevó las manos hacia su camisa. Se quedó quieto y sin hacer ruido, mostrando la dificultad que tenía para desvertirse delante de alguien, y quizás otras razones más. Por ello, ya fuera por a o por b, creó una plaga de hormigas entre la visión de Vito y An'cen, de manera que pudiera actuar libremente y sin presiones, además de limpiar toda la suciedad que pudiera haber llevado para la misión. Una vez retirada la masa de insectos, se vio a un Vito cubierto por el camisón blanco y largo de su compañera, pero manteniendo la máscara y el sombrero. - Cuánta ropa, uf, seguro que se me hace un lío, ah... - Alargó un poco más la 'A' final, a la vez que encorvaba su espalda, arqueándola hacia detrás. Tras acabar su repetitiva queja, Vito se dio cuenta de que ni ella ni él habían hablado sobre el tema de la cama, por ende, decidió lanzar el siguiente comentario.

- Lo mejor será que tú duermas ahí, yo dormiré en el suelo. - Le parecía lo más adecuado, además de que así evitaría tener que lidiar con la situación de dormir en la misma cama, y encima con An, quien seguro podría sentirse incómoda. Por lo demás, no es que hubiera mucho más que hacer, pues su ratita seguía jugando con la comida en las manos de su nueva compañera, mientras que Vito se terminaba de acariciar el cuello...¡ah sí! Cabe destacar la figura física de Vito: un hombre bastante escuálido y sin mucho músculo, como si en él hubieran pasado más de una enfermedad. Estaba en estado casi anoréxico, de no ser porque aún tenía un poco de grasa y músculo que conseguía apresar contra su figura a todo precio. Sólo los dioses sabrían por qué casos había pasado.
avatar
Exorcista — Alumno


Frase ¿Por qué si quiera tenemos que hacerlo?

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1219-vito-nera-el-soltero-de-oro#6122

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por An'Cen Vitanoire el Jue Mar 08, 2018 9:00 am

Era complicado contener la risa ante aquella situación, la exorcista no puedo evitar soltar una pequeña carcajada con aquella visión, que posteriormente disimuló como si estuviera riéndose de la ratita.
‘’Hoy he visto un hombre pájaro en pijama’’
Era demasiado curioso ver a aquel hombre en camisón, manteniendo aquella máscara que terminaba en pico y aquel sombrero mientras. Además, aquellas quejas y movimientos propios de él le daban un aire aún más cómico que provocaba que An aguantase las risas presionando su abdomen.
-Ah…¡no, no! Intenté conseguir dos camas, pero no estaban en buen estado…puedes dormir a mi lado, no suelo moverme mucho y menos con alguien cerca…pero si quieres estar más cómodo, puedo dormir en el butacón. Eres mi invitado y no voy a permitir que duermas incómodo, por eso te he llevado aquí.
An señaló un gran butacón aterciopelado que se encontraba al lado de la cómoda. Era extraño ver una habitación en tan buen estado en la posada, más tratándose de muebles caros y telas extranjeras. An se había instalado allí porque se le hacía cómodo conectar con el pueblo de aquella manera en vez de tener que andar largos caminos desde su casa de las afueras hasta allí.
Había conseguido aquella habitación gracias a la desgracia de la familia que regentaba el lugar, pues su hijo había enfermado de gravedad y si no hubiera sido por la joven, no hubiera salido adelante. Por eso decidieron cederle aquella habitación, mientras que los muebles los conseguía con el ahorro exhaustivo durante estaciones enteras. Teniendo en cuenta que podía comer lo que ella misma crease, no le hacía falta pagar por mucho más. Aunque era cierto que echaba de menos algunas comidas.
-¿Quieres que te ayude con la máscara?
Preguntó ladeando con suavidad la cabeza, mientras cruzaba el camastro hasta él. Con un nuevo estiramiento llevó al animal hasta el hombro de su compañero, este se acurrucó y se frotó contra su máscara.
-Hmm…-se llevó la mano al mentón pensativa- ya sé lo que pasa.
Del cajón de la mesilla que se encontraba en aquel lado de la cama, sacó dos pequeñas dagas, una de ellas fue entregada a Vito.
-Duerme conmigo, te lo ordeno. -afirmó totalmente seria ante aquella situación. – como veo que no te fías demasiado de mi palabra, puedes apuñalarme con ella si ves que me muevo hacia ti.
Desde que ambos habían entrado en aquella sala, la confianza de An había sido expuesta ante él. An esperaba lo mismo, pero era consciente que era difícil conseguir la confianza de una persona tan misteriosa como Vito.
Realmente antes que esperar confianza, sentía una curiosidad abrumadora que le machacaba la mente una y otra vez ¿Qué había bajo esa máscara? ¿volvería a ver aquellos ojos fríos si se la retiraba? Aquella mezcla entre miedo, nerviosismo y la curiosidad le hacían sentirse con la necesidad de tener que explicar todas sus acciones.
-Quiero decir..espero que no pienses que te he llevado hasta aquí con más intención que la de hacer que descanses. Nunca quise hacerte sentir incómodo, aunque si ves que el camisón no es una opción que te agrade, puedes dormir como gustes….solo…solo quería que no durmieras entre ropajes mojados.
Dicho esto, olvidó lo de la máscara y se dio la vuelta arrastrándose hacia el lado contrario. Dándole la espalda esta vez comenzó a morderse los labios con fuerza y a cerrar los ojos.
‘’Qué va a pensar ahora de ti, seguro que se ha dado cuenta de la risa. Nunca haces nada bien, torpe.’’
avatar
Exorcista — Alumno


Frase Amén

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1220-ficha-an-cen-vitanoire#6123

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por Vito Nera el Sáb Mar 10, 2018 10:29 pm

- Bof... - Suscitó Vito sin mucha ganas. Hizo un gesto con la mano, en señal de que olvidara las dagas, no es que estuviese dispuesto a poner su vida en juego de forma tan...¿absurda? ¡Qué suplicio tener que hacer toooodo aquello! Caminó hasta llegar a la cama, la tocó con el dedo extrañado, casi nunca había estado en una y, el tener la oportunidad delante, pues tampoco es que le hiciera mucha gracia. ¿Y si se sentía incómodo? ¿Y si estaba tan bien que se acomodaba como aquellos nobles que tanto odiaba? Por una razón u otra, tendría que aguantarse, lo hacía por An y...no veía mal darle ese gusto de vez en cuando.

Tampoco nos pasemos, claro, el quitarse la máscara era algo que no estaba dispuesto a hacer en aquel instante, al menos por su voluntad. Lo único que hizo fue, tumbarse en la cama a la par que fingía ser un ave que se encargaba de estudiar el nido con su pico. - ¿Picu? - Suscitaba con cada golpecito que daba. Viendo que estaba bien, se sentó. Le tomó unos minutos, pero luego acabó tumbando todo su cuerpo, hasta quedar boca arriba y mirando hacia la nada. - Qué raro es estar en la cama, cómodo y contigo.- Decía algo extrañado, casi siempre había dormido en el suelo, aunque bueno, siempre hay una primera vez. Se fijó entonces de que An andaba dándole la espalda, como si le ocurriera algo. Él, desconocido, tomó unos instantes hasta colocarse a su vera, alzando su rostro por encima de su espalda y picotear su mejilla con cuidado.

- ¿Estás picu-ien? - Soltó levemente preocupado.
avatar
Exorcista — Alumno


Frase ¿Por qué si quiera tenemos que hacerlo?

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1219-vito-nera-el-soltero-de-oro#6122

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por An'Cen Vitanoire el Dom Mar 11, 2018 9:47 am

-Claro….por qué no iba a estar bien..
El acercamiento hizo que su corazón se disparara, se erizara su piel y se secara su boca, todo, para acabar levemente sonrojada y poniendo los ojos en blanco al sentir las leves punzadas de su máscara en la mejilla..
‘’Ya que te estás tomando las confianzas que quieres…’’
An’Cen se elevó un poco para acercarse al cuerpo y la máscara, mirando fijamente a aquellos cristales levemente empañados. Una extraña sensación subía por su cuerpo, un calor enlazado con el nerviosismo y la valentía.
-Escúchame, señor picu…- colocó una mano con suavidad en la espalda para evitar que se escapara. – Mírame bien, no vuelvas a hacer lo del callejón…¿vale?
Quizás de esa manera le haría entender que ella tenía que apoquinar con sus problemas, no podía meter a Vito en todos sus errores, más cuando los mismos podían condenarlo de por vida.
-Bien….-soltó la mano volviendo a su posición, aunque antes de colocarse bien sobre la almohada, se acercó a su mesilla soplando un par de veces el candil para apagar la llama.
Una vez a oscuras, intentando obviar la tensión producida por la situación anterior. An se acurrucó en la cama cerrando los ojos con fuerza.
‘’Que no me pique, que no me pique…que no me pique..’’
La lluvia seguía golpeando con fuerza el techo, incluso alguna que otra gotera comenzaba a asomar cerca de la puerta.
-Que duermas bien…Vito. – susurró a oscuras.
avatar
Exorcista — Alumno


Frase Amén

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1220-ficha-an-cen-vitanoire#6123

Volver arriba Ir abajo

Re: Justicia para el pueblo (Privado An'Cen Vitanoire y Vito Nera)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.