¡Bienvenido a Krory Milium, Invitado!

Nos alegra verte por aquí.




Últimos temas
» Expediente en construcción;
Dom Jul 15, 2018 12:18 pm por Adelei D'Cielo

» Erdene [ID EN CONSTRUCCIÓN]
Dom Jul 15, 2018 12:18 pm por Adelei D'Cielo

» ۝ Cambios de botón y otros.
Vie Jul 13, 2018 12:12 pm por Afiliados Krory

» Only You...What's else? [Priv. Petrucio Farnese]
Jue Jul 12, 2018 12:26 am por Victoria S. Blueflame

» Be aware... [Priv. Petrucio Farnese]
Miér Jul 11, 2018 10:43 pm por Petrucio Farnese

» Some monsters are humans [Priv. Astoria]
Miér Jul 11, 2018 5:33 pm por Gereon Dreschner

» Agradecimiento Escocés (Priv con Annais)
Mar Jul 10, 2018 4:07 pm por Finnard McAllan

»  - INICIO TRAMA GLOBAL PIRATA - Krory en Mareas Misteriosas
Mar Jul 10, 2018 3:31 pm por Petrucio Farnese

» Krory en mareas misteriosas: La búsqueda del origen - TRAMA [Prólogo & inscripción]
Vie Jul 06, 2018 9:01 pm por Silcius Rocafort

» Svetlana Dragunova: Моя история
Vie Jul 06, 2018 2:39 pm por Svetlana Dragunova

» Blooming [Priv. Enzo]
Vie Jul 06, 2018 1:46 pm por Enzo Rossi

» El resonar de mis pies — Silcius Rocafort
Jue Jul 05, 2018 4:52 pm por Silcius Rocafort

» La tasca del loco [Priv. Silcius Rocafort]
Jue Jul 05, 2018 4:00 pm por Silcius Rocafort

» ۝ Petición de Afiliación.
Lun Jul 02, 2018 9:36 am por Afiliados Krory

» Confieso que...
Jue Jun 28, 2018 4:56 am por Tristan R. Gaitan

»  Are you afraid of the dark?| E.L
Jue Jun 28, 2018 3:51 am por Edward Low

» Beautiful Life[Pirv. Elric]
Jue Jun 28, 2018 2:49 am por Elric Sterling

» Who's the one hurting? [Priv. Zaira de la Vega]
Vie Jun 15, 2018 12:52 pm por Marco Farnese

» Una chispa de luz en la oscuridad [Libre]
Mar Jun 12, 2018 2:25 am por Anaïs Larousse

» ¿Donde le darías un beso?
Vie Jun 08, 2018 12:33 am por Enzo Rossi

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 54 el Jue Mar 19, 2015 10:15 am.






Compañeros







Damos crédito a HeySpace y RavenOrlov eget posuere mi. Aliquam faucibus gravida aliquet. Curabitur odio urna, tristique et porta eu, bibendum et ex. Phasellus vel eros ante. Maecenas et pellentesque risus. Praesent in quam at mauris convallis scelerisque.
N U E S T R O S — A F I L I A D O S
Crear foro


VÓTANOS!




CRÉDITOS
Agradecemos a todos los miembros del foro su dedicación y participación en Krory Milium, sin vosotros esto no sería posible. Gracias al Staff por su ayuda para mantener el foro y sus diseños que le dan al foro una imagen increíble. Les damos las gracias a todos los miembros del staff de ForoActivo que nos han ayudado con nuestros problemas y nos han tratado y atendido de maravilla.

La trama del foro es original, inspirada en la serie D-Gray Man. Todas las tramas, historias, diseños y códigos son creación del staff. Por favor no copies o toméis sin permiSo.

Las imágenes que ambientan el foro han sido extraídas de DeviantArt, Pinterest y zerochan.


SÉ ORIGINAL, NO COPIES.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Chocolate y especias [Público]

Mensaje por An'Cen Vitanoire el Dom Feb 25, 2018 7:15 pm

Revisar especias ¿era acaso tan complicado? La respuesta es: por supuesto.
An se encontraba en el puerto, lugar de deslenguados marineros y de mujeres dispuestas a todo. Un tufo a mar y salitre concentrado en grandes embarcaciones y….grandes decepciones. Ninguna persona era interesante para An, y desde luego revisar especias no lo era. Había encontrado alimentos llenos de gusanos mientras que los marineros le sonreían con sonrisas lascivas corroídas por el escorbuto. Había visto niños en los barriles presos de aquel sistema, que les imponía una cadena en el cuello para ser vendidos al mejor postor, había visto especias…que no eran especias, y sobre todo, mucha pobreza.
‘’Me pregunto por qué diantres la Iglesia quiere que revise el puerto, aquí solo hay locura y pecado, pero desde cuándo le han importado los pecados de los demás si no es para castigar cruelmente…’’
Se ajustó el sombrero, aquella vestimenta no era la común en ella, incluso si se le mirase de pasada podía aparentar una capitana de una gran embarcación, camisa ribeteada y pantalones ceñidos junto a una larga casaca azul prusiano.
Era evidente, no iba a dejar que sus ropajes dieran a entender que la Iglesia estaba revisando este tipo de cosas. Curioso hubiera sido verlo, ¿cómo cargarían tantos barriles en tan poco tiempo? Bueno, lo cierto era que poco ¿se creían que An iba a dejar partir a los chiquillos esclavos?
Dejó estar la situación para refrescarse un poco, el sol pegaba como un vino peleón, y ya había visto muchos hombres desmayados y desvalijados en cuestión de segundos. Vio una taberna cuyo nombre estaba emborronado ¿sospechoso quizás? Hora de entrar.
Y para su sospresa, de sospechoso tenía de aquí hasta las Indias, demasiado. El pecado se olía en aquella taberna. Mujeres semidesnudas bailando sobre las mesas, jóvenes apuestos robando monedas, homosexualidad (prohibidísima, aunque ella no llegaba a entender por qué) , los ojos de An se pusieron en blanco por un instante, se llevó la mano a la frente sudorosa, aquel ambiente estaba más caldeado que la fragua del infierno.
-Por todas las vírgenes…dónde me he metido…sólo necesito agua…. -murmuró acercándose a la barra.
-Quiero una jarra de agua bien fresca.
El tabernero junto a sus paganos clientes rieron a la par que ella pronunciaba palabra.
-¡Niña, aquí no se vende agua! ¡Aguamiel! ¡Aguamiel!
-¡Está bien, lo que sea! ¡Dios! ¡Santo calor!
La jarra entró rápida, quizás demasiado, tan rápida que de camino iba la siguiente.
-Dicen que las mujeres más bellas son las que sienten mayor calor…-susurró en el oído de la exorcista un apuesto joven dispuesto a conseguir unas monedas a cambio de cariño.
-Dile a tu entrepierna sifilítica que se aleje de mí si no quiere que la inquisición le haga una visita, con la guillotina.
-¡Diantres!¡Qué mujer! – El joven levantó las palmas de las manos en señal de paz y se alejó rápidamente para buscar diversión a otro lugar.
El tabernero rompió a reír de nuevo
-¡Qué chiquilla! ¿¡Es que eres inquisidora!?
An le envió una mirada pendenciera y este se asustó. Quedó blanco.
-Digamos que me gusta ser fiel a mi fe…
-A buen sitio te has ido, chica.
avatar
Exorcista — Alumno


Frase Amén

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1220-ficha-an-cen-vitanoire#6123

Volver arriba Ir abajo

Re: Chocolate y especias [Público]

Mensaje por Silcius Rocafort el Mar Feb 27, 2018 4:59 pm

Creo que era el único jefe de todas las mafias del mundo que se manchaba las manos en cosas que podría simplemente enviar a sus esbirros. ¿Cómo si no explicar que hacía una persona como yo en un lugar como ese?

Quizás con el caso de este lugar era especial. Bien conocido es el tributo que muchos en Venecia le pagan a la mafia a cambio de protección, bueno, más bien sería algún tipo de protección, pero contra la mafia, puesto que si no pagabas te hacían la vida imposible. Ese tributo siempre suele ser recogido por los esbirros de las mafias, ningún jefe se mancha las manos yendo a tiendas y tugurios donde pagaban una cantidad tan ínfima comparada con la que manejaban en los altos niveles de la mafia. Pero como había dicho antes, este lugar era especial.

Carlo era el dueño de este tugurio tan particular. Se encontraba en medio del puerto, lugar de vicio y marineros. La ubicación quizás no era la más acertada, puesto que se encontraba muy cerca del puerto y a la luz del día todo el mundo veía quien entraba y salía, aunque por la noche era otra historia. Carlo siempre me tenía preparado mi dinero además de una buena jarra de su cerveza artesana que producía en la parte de atrás de su local, si no fuese por esa cerveza, mi presencia aquí no sería posible.

Me encontraba sentado en la barra, disfrutando de esa refrescante jarra de cerveza cuando una señorita entró por la puerta, parecía una marinera. Se acercó a la barra y pidió agua bien fresca, eso provoco las risas de todos en el lugar. La verdad, si entras a una taberna a beber agua quizás no estés bien ubicada. Si quieres agua, ahí tienes el puerto le deberían haber dicho. Aun así, la señorita me sorprendió, cuando le pusieron una jarra de aguamiel le entró por el gaznate como si hubiese estado una semana en el desierto sin beber agua, menuda manera de tragar.

-Carlo, anda, ponle una jarra de tu mejor cerveza a la señorita, parece muy sedienta-

Cogí una de las monedas de la bolsa que me había dado Carlo como tributo y la lance hacía el lugar donde Carlo estaba dejándole la cerveza, cayendo esta justo entre la señorita y Carlo. Rápidamente, éste último se abalanzó sobre la moneda como si alguno de los presentes se la fuese a quitar en cualquier momento. Acto seguido, me giré a la señorita y levanté un poco el sombrero rojo para mirarla bien a través de mis lentes. La verdad es que no entendía como no se le había tirado todo el bar encima, la verdad, era mona.

Otro hombre fue a acercarse, pero cuando vio que Silcius le dirigió la mirada se alejó de nuevo a su mesa pidiendo perdón. Todos en ese lugar le conocían, no por nada era el jefe de la mafia Rocafort de Venecia.

- Dígame si no es mucha molestia señorita, ¿Qué error o causa del destino te ha hecho entrar en este lúgubre lugar?
avatar
Mafioso — Jefe



Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t31-exp-silcius-rocafort-id-jefe-mafia-rocafort

Volver arriba Ir abajo

Re: Chocolate y especias [Público]

Mensaje por Vito Nera el Mar Feb 27, 2018 5:49 pm

Una hora antes de todo lo acontecido en la taberna...



- Hola chiquitina, ¿qué tal estás? - Soltó Vito entre sonrisas ocultas al ver un bello espécimen de rata, una clásica de las alcantarillas: marrón, con la cola en un notorio rosa y con la orejita derecha mordisqueada. Ésta parecía estar terminando de roer un cadáver que recientemente había llegado a los canales de Venecia, probablemente por algún tipo de trifulca por las heridas que tenía en su cuerpo. - ¿Por qué molestas a este pobre señor, guapita? Es un pobre desgraciado al que han apuñalado... - A medida que fue bajando su tono de voz, se acercó a investigar tal espécimen para ver qué era lo que llamaba tanto la atención a aquel animalito, algo que apenas tardó en descubrir: un par de doblones ensuciados por la mierda de susodicho canal. ¡Menuda sorpresa! ¡Dinero! Aunque, bueno, Vito tardó un rato en darse cuenta.

- Y esto qué es. - Fue lo primero en comentar al verla, embargado por el desconocimiento, marcado por la ignorancia. Picoteó un poco tal 'cosa', hasta que se le ocurrió la brillante idea de quitarle los restos de sangre y suciedad que, por alguna razón, no vio. - Parece algo duro. - Comentó ante la resistencia de la moneda en doblarse mientras la lavaba. Claro, cuando acabó de bañarla en el agua de un cubo abandonado, se dio cuenta de que aquella cosa brillaba en color dorado y tenía acuñada una serie de símbolos. Un minuto después, gritó. - ¡Anda, pero esto es dinero! - Y de pronto, tuvo un gran plan, una idea magistral con el que sabía que alguien volvería a rabiarse si lo repetía. - Picu cu cu... -, fue su risa, de pequeña malicia ante la idea que se coronaba ganadora en cuanto al destino del dinero.

En la actualidad.



- Ahora sólo me toca encontrarle. - Vito había conseguido cumplir con su cometido. Cuando había encontrado el dinero, fue a una floristería que, dentro de lo posible, sabía que no era muy 'oscura' en el arte de cortar esas cosas y compró un par de rosas, esta vez, bien cuidadas y tratadas. Se le ocurrió que si volvía a gastarle esa broma, al menos esta vez no se podría quejar de que las flores habían sido cortadas de una forma equívoca. Por ello, una vez que se aseguró de que todos aquellos tecnicismos en los que no era experto estaban cumplidos, se dedicó a buscar a tal joven, cosa que no tardó mucho. Al cabo de unos cuantos minutos, descubrió su salida de una casa, para luego ir hacia el puerto. 'Es el momento.' Pensó Vito desde las sombras, 'Adelante', pensaba mientras le seguía hasta que, en el momento de lanzar la primera, se dio cuenta de que entró en una especie de tugurio. Se quedó delante de la puerta, curioso, ¿qué haría An en un lugar como tal? Tal vez, la taberna fuera un buen lugar donde gastarle un par de bromas más, como pagarle la bebida que hubiera adquirido. - Seguro que se enfada, picu cu cu. - Con ello, Vito entró de un solo golpe, decidido. Allí, vio a An sentada en la mesa donde se servían bebidas, con una bebida delante, y un tipo desconocido a su izquierda. Vito, con una sonrisa, se deslizó entre todo el bullicio hasta llegar al lado de An, al grito de: - ¡An'cen, bonita qué tal! ¡Madre mía, no sabías que vieras el futuro! - Y entonces, tras sentarse, agarró la jarra que tenía delante y, antes de hincársela, volvió a exclamar: - ¡Me alegra saber que tienes tal aptitud, aunque prefiero beber zumos! - Y se la bebió.

¿Cuál fue la parte graciosa? Que con la máscara puesta, la cerveza no llegó a entrar en ningún momento, lo único para lo que sirvió fue para tirarla al suelo y, probablemente, dar trabajo al tabernero, pero ello no quitó en ningún momento el deseo de seguir riéndose. - Me ha sabido a poco, hija, la próxima vez busca una mejor, joe. - Claro que, con todo aquel espectáculo, desde las sombras, unas cuantas hormigas habían ya dejado una de las flores en el hombro de tal buena chica, que tanto había hecho por él.
avatar
Exorcista — Alumno


Frase ¿Por qué si quiera tenemos que hacerlo?

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1219-vito-nera-el-soltero-de-oro#6122

Volver arriba Ir abajo

Re: Chocolate y especias [Público]

Mensaje por An'Cen Vitanoire el Miér Feb 28, 2018 12:46 pm

De repente se vio envuelta en las palabras de un hombre misterioso que le había invitado a beber. Aunque ella se había negado varias veces ante la propuesta, acabó con una jarra ante sus narices. Aquello le chirrió.
-Mi embarcación, necesita una reparación….y como el sol apretaba demasiado, decidí caer aquí como una lagartija seca..
Le contestó con una sonrisa encubierta, mentía, pero no iba a dejar fácil que le descubriera. Demasiado sospechoso era que un hombre con tal apariencia le invitara a beber…más cuando estaba insidioso por quién se le acercaba a ella.
De hecho, iba a tirar la jarra al suelo, la tenía casi agarrada cuando alguien le arrebató el recipiente. Alguien muy conocido.
‘’No puedo creer que seas tan estúpido’’, pensó
No podía creerse que estaba bebiéndose la cerveza, suerte y gracias a dios que no lo hizo, que volvió a hacer una de las suyas para dárselas de listillo y hacer la risa. An recogió la rosa con la mínima de sus sorpresas y la dejó sobre la mesa. Así como su rostro encima de la palma de su mano. Había centrado la mirada al nuevo antes que a su compañero.
Era fácil atraer la mirada de An, pero difícil que esa mirada no estuviera envenenada o sedienta de respuestas. Además, si él iba a mantenerle la mirada, más fácil se le hacía permanecer con aquella mirada inquisidora y fría.
-Me imagino que es usted consciente del problema de las especias…nunca pensé que la gente sería tan pútrida…- intentó darle tema de conversación.
Rápidamente le envió una mirada seria a su compañero, fugaz pero suficiente para que entendiera que estaba en algo importante, si quería permanecer junto a ella, podría colocarse a su lado, o al menos, protegerla de las miradas de los demás.
De repente, entró un hombre corpulento, con ropajes marineros pero colmado hasta los dientes de oro, se colocó cerca de la chica y empezó a comentar dando ciertos golpes a la barra en espera de una jarra de bebida.
-¿Te puedes creer? Me han quitado a los niños….me cago en Dios….a ver de dónde saco el dinero, esos malnacidos me hubieran servido como carne para los marineros como mínimo..
An dirigió cual flecha la mirada al rico. Su cara asqueada presagiaba que iba a alzar la palabra a aquella escoria.
-Te mereces eso como mínimo, esputo del infierno.
-¿¡Qué has dicho, mequetrefe?! ¡¿Quieres que te venda al demonio?!
avatar
Exorcista — Alumno


Frase Amén

Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t1220-ficha-an-cen-vitanoire#6123

Volver arriba Ir abajo

Re: Chocolate y especias [Público]

Mensaje por Silcius Rocafort el Dom Mar 04, 2018 2:18 pm

Vaya, una compañía desdeñosa e inoportuna había aparecido en la escena. Observé como el susodicho se acercaba a la barra y saludaba a la mujer a la que había invitado a la cerveza. – Así que An’cen es su nombre, no es un nombre muy común la verdad- Pensé a la vez que observaba como el recién llegado hacía el ridículo al intentar beber la cerveza llevando máscara. -Mira, bebida con espectáculo de circo-

Dirigí una mirada de arriba abajo, no me sonaba de absolutamente nada. Últimamente había mucha gente que no me sonaba en Venecia, estaba claro que con los cambios en la iglesia que se estaban produciendo había gente nueva en la ciudad. Él debía ser uno de ellos.

Aparté mi mirada de él y la dirigí de nuevo a An’cen. Decía tener una embarcación que necesitaba una reparación, quizás eso explicaba que no le sonase ese nombre, si era una pirata o una comerciante debía ser nueva por aquí. Como jefe de la mafia conocía casi todos los comerciantes que atracaban con frecuencia en el puerto, pues algunos de ellos traficaban para mí.

-Por supuesto- dije mientras le daba un trago a la cerveza mientras mantenía la mirada con An’Cen -en el Mediterráneo se habla de un resurgir de piratas que no dejan de atacar a comerciantes, la gente ya no se atreve a venir hasta aquí puesto que hay pocas rutas seguras, y eso se ha notado en el precio de las…especias- finalicé con una media sonrisa malévola. Si, en los mares del oeste los piratas estaban atacando a los comerciantes más que nunca, pero también algunos trabajaban al servicio del mejor postor, y yo era uno de ellos. Que subiesen el precio de algunos productos me permitía conseguirlos más baratos por otro lado y amasar grandes cantidades de dinero.

De repente entró Telmas, un marino griego famoso en los bajos fondos de Venecia por el trafico de niños y la prostitución de menores. Vamos, hasta dentro de las mafias era un tipo que daba asco, aun así, era un marino experto y muchos lo utilizaban para enviar y recibir mercancía ilegal en pequeñas cantidades. En Venecia las mafias no le habíamos liquidado porque ese pequeño volumen de negocio que tenía a nosotros no nos quitaba mercado y sin embargo nos quitaba a mucha gente de la ley que iba detrás de él.

Parecía que a An’Cen no le había gustado el comentario que había hecho al entrar. Aun así, nadie le había dicho nada puesto que sabían que era de gatillo fácil y un experto en la huida. Nadie se quería meter con él…hasta ahora.

De repente Telmas sacó su pistola de forma amenazante y apuntó a An’Cen. ¿Qué iban a hacer An’Cen y su circense amigo? De momento Telmas no disparaba, se mantenía apuntando a la cabeza de An’Cen pero cometiendo un grave error. Se había centrado tanto en ella que no veía nada a su alrededor, era muy fácil sorprenderle desde cualquier lado.
avatar
Mafioso — Jefe



Ver perfil de usuario http://krorymilium-rpg.foro.bz/t31-exp-silcius-rocafort-id-jefe-mafia-rocafort

Volver arriba Ir abajo

Re: Chocolate y especias [Público]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.