¡Bienvenido a Krory Milium, Invitado!

Nos alegra verte por aquí.




Últimos temas
» ۝ Confirmaciones.
Jue Nov 02, 2017 8:34 pm por il Maestro mascherato

» ۝ Cambios de botón y otros.
Jue Nov 02, 2017 8:31 pm por il Maestro mascherato

» ۝ Petición de Afiliación.
Jue Nov 02, 2017 8:19 pm por il Maestro mascherato

»  {INFO} ۝ Razas y Habilidades
Jue Nov 02, 2017 4:01 pm por il Maestro mascherato

»  {A} ۝ MODELO CÁMARA DE BANCO
Jue Sep 14, 2017 5:14 pm por Tesorero

» {A} ۝ MODELO CRONOLOGÍA
Jue Sep 14, 2017 11:04 am por il Maestro mascherato

» {INFO} ۝ ACADEMIAS EXORCISTAS
Miér Sep 13, 2017 11:50 am por il Maestro mascherato

» {A} ۝ REGISTRO GLOBAL OBLIGATORIO.
Mar Sep 12, 2017 7:20 pm por il Maestro mascherato

» {A} ۝ MODELO FICHAS
Mar Sep 12, 2017 4:40 pm por il Maestro mascherato

» Ho Seok ¡pruebas
Mar Sep 12, 2017 1:09 am por Ho Seok

» Who's the one hurting? [Priv. Zaira de la Vega]
Jue Feb 23, 2017 5:48 pm por Zaira De la Vega

» Mistery Dancing (Privado Marie)
Lun Ene 23, 2017 6:22 pm por Marie Labov

»  Una Banshee ( Eretreia)
Sáb Ene 21, 2017 1:54 am por Eretreia Bennett

» Fire [Priv. Alexander Wayland]
Sáb Ene 21, 2017 1:20 am por Eretreia Bennett

» Confieso que...
Miér Ene 11, 2017 1:24 pm por Victoria S. Blueflame

» Las caricias entre la noche pierden la cordura por la tentación. /Priv. Marie./+18
Mar Dic 06, 2016 11:55 pm por Marie Labov

» Shake and Fingerpop —Marco.
Miér Sep 07, 2016 12:35 pm por Marco Farnese

» ¿Qué canción...?
Lun Sep 05, 2016 3:54 am por Nuvak

» ¿Qué piensas del de arriba?
Lun Sep 05, 2016 3:29 am por Nuvak

» ¿Crees en el destino? [Priv Kaile Blair]
Miér Ago 31, 2016 3:03 am por Kaile Blair

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 54 el Jue Mar 19, 2015 10:15 am.






Compañeros







Damos crédito a HeySpace y RavenOrlov eget posuere mi. Aliquam faucibus gravida aliquet. Curabitur odio urna, tristique et porta eu, bibendum et ex. Phasellus vel eros ante. Maecenas et pellentesque risus. Praesent in quam at mauris convallis scelerisque.
N U E S T R O S — A F I L I A D O S


VÓTANOS!




CRÉDITOS
Agradecemos a todos los miembros del foro su dedicación y participación en Krory Milium, sin vosotros esto no sería posible. Gracias al Staff por su ayuda para mantener el foro y sus diseños que le dan al foro una imagen increíble. Les damos las gracias a todos los miembros del staff de ForoActivo que nos han ayudado con nuestros problemas y nos han tratado y atendido de maravilla.

La trama del foro es original, inspirada en la serie D-Gray Man. Todas las tramas, historias, diseños y códigos son creación del staff. Por favor no copies o toméis sin permiSo.

Las imágenes que ambientan el foro han sido extraídas de DeviantArt, Pinterest y zerochan.


SÉ ORIGINAL, NO COPIES.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rondando por las antiguas calles (privado: Irina Ivanovna)

Mensaje por Invitado el Vie Nov 21, 2014 1:29 pm



Rondando por las antiguas calles

Irina Ivanovna

Era de noche por la zona rural de Venecia, hermosas calles construidas alrededor de los edificios, rodeados por el mar, caminos que unían a los edificios entre si gracias a varios puentes, otros lugares ni siquiera los caminos eran suficiente para llegar, por lo que se debía de usar las pequeñas góndolas para movilizarte por los canales, algo que volvía a Venecia una de los lugares más hermosos del mundos pero lastimosamente para el caballero que actualmente se encontraba caminando por las calles esa noche, no estaba para poder disfrutar del hermoso recorrido, si no con una intención mucho más agresiva, él era un exorcista, su deber en aquel territorio era el de acabar con los vampiros y él tenía pensado hacerlo lo antes posible.

Un informante le comento que había visto un curioso movimiento de seres nocturnos por las calles rurales de Venecia, al parecer se estaban escondiendo en la zona de clase baja donde la vigilancia de la zona es más decadente en comparación a otras zonas, lo que facilitaba el poder moverse sin llamar la atención, un grupo de 4 a 6 vampiros, no demasiado poderosos, o eso explicaba los exorcista de la iglesia que le dieron la información, rateros y asesinos que se aprovechaban de sus cuerpos más fuertes y rápidos que los humanos normales, para tomar a alguna víctima y matarla, causando que ahora existiera un toque de queda hasta poder resolver el problema, por eso ahora él se encontraba caminando por esa zona, cargando en su mano izquierda un largo bastón cubierto por una funda de tela.

La noche adornaba el cielo con blancos luceros que acompañaban a hermosa luna que esa noche se mostraba menguante, por lo que la iluminación era lo suficientemente pobre para que apenas se pudiera ver en los lugares donde los faroles no dieran suficiente luz, una noche perfecta para los vampiros el salir de caza, y el caballero de larga gabardina negra esperaba que cometieran el grave error de tomarlo a él como presa y descubrir que se siente ser por primer vez ser el cazado.

© Sabine Credits.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Rondando por las antiguas calles (privado: Irina Ivanovna)

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 22, 2014 10:00 pm

Un cuarto para las 10, luna menguante en el cielo iluminando con dificultad las calles de los barrios más bajos de aquella ciudad tan hermosa y moderna. Por supuesto todo era perfecto para que las criaturas de la noche hiciesen de las suyas, y por esto todo ser viviente se encontraba en la comodidad de sus hogares para esas horas, como era costumbre. De las chimeneas se veían las ondas danzantes del humo, señal de que aquella casa seguramente estaría cálida para sus dueños mortales.  Afuera en cambio el aire frío era inclemente con los pocos que se atrevían a vagar por la zona.

Un sonido rítmico rompía el silencio de la noche, era bastante claro que se trataba del andar felino de una dama en zapatos altos. Recorría con paciencia las calles observando todo a su alrededor, alertando todos sus sentidos en busca de lo que deseaba.

Hacía unos días que utilizaba a unos vampiros neófitos para realizar sus trabajos. Sin embargo en la última entrega a un importante y antiguo vampiro, habían cometido tal error que definitivamente habían  llamado la atención de los exorcistas, estaba segura. No podía permitirse aquello, y las razones eran claras. Antes de que tan siquiera los humanos pensaran en la posibilidad de un nuevo ataque, ellos debían estar listos, y controlando aquellas habilidades humanas que les habían puesto de rodillas en el pasado.

Y es por eso que estaba en aquel lugar tan lúgubre y sucio, para diciplinar a cualquiera que no encajara en sus planes. Para esto les había dado una tarea más simple, con tal de seguirlos y ver por sí misma lo que estaba sucediendo. Por su puesto lucia un hermoso vestido que, junto a su andar elegante, denotaban de inmediato su clase. Pero aquellos idiotas... no estaban donde se suponía, y por esto se veía en la necesidad de buscarles, cosa que les cobraría luego.

Pero algo llamó su atención de inmediato. En la lejanía se escuchaba el eco de pasos... pasos firmes, seguros... se detuvo en seco, escuchando con más atención, cerrando incluso sus ojos para agudizar su oído. Latidos, latidos calmados pero fuertes, no había duda de que era una persona acostumbrada a la actividad física. Elevó la nariz respingada y entonces lo notó, el leve aroma a lirios se aproximaba a ella... ¿Qué significaba eso?

Averiguaría quien era, y de ser peligroso se vería en la necesidad de destruirlo. Dio un paso en la dirección de aquel corazón fuerte, pero una ráfaga de viento le hizo pausar el avance. "No es demasiado tarde para que una mujer tan guapa avance sola por estas calles?" Se escuchó una voz masculina aunque un tanto chillona. Y allí, estaba precisamente el error de sus subordinados. Ella había enviado a dos vampiros en una misión y este par de idiotas habían creado un par de neófitos más... sujetos que sin la disciplina de un vampiro mayor, hacían lo que les venía en gana.

"Oh! Me parece que desea ser una rica cena" comentó el otro bribón. Tan idiotas que ni siquiera eran capaces de reconocer a uno de los suyos, aún ahora que le tenían en frente. Se divertiría un poco. -Oh! No por favor! No me lastimen! -dijo fingiendo como una gran artista, mostrandose como una linda y deliciosa damisela humana en peligro. Avanzó unos pasos en dirección contraria fingiendo que correría, tan solo para que ellos en dos segundos le cortasen nuevamente el paso. "Pero no te lastimaremos preciosa! No te preocupes!" las risas de los idiotas se escucharon llenas de malicia en el silencio de la noche. "Quizá hasta disfrutes con nosotros..." Su asquerosa lengua acarició lentamente su labio superior.

Mientras la castaña aún fingía terror por la situación, internamente la furia crecía desde el centro de su ser enviando oleadas cálidas al resto de su cuerpo antes frío por su obvia naturaleza. Sentía un leve cosquilleo en las palmas de sus manos, un escozor casi incómodo que ella conocía a la perfección. Oh! Por supuesto que disfrutaría con ellos! Viéndolos consumirse hasta los huesos con las llamas de su justicia, las llamas del mismo infierno al cual les enviaría...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Rondando por las antiguas calles (privado: Irina Ivanovna)

Mensaje por Invitado el Miér Nov 26, 2014 10:50 pm

Su caminar continuo tranquilo y sereno, como si en verdad se tratara de alguien fuera de este mundo, que no entendía realmente el peligro en que se encontraba la caminar por aquellas calles oscuras, aun fuera del toque de queda, esperando conseguir a los vampiros que estaban causando atrocidades en las noches de Venecia, pero la voz de una dama gritando causo que sus sentidos se alertaran, no podía ser cierto, alguien desobedeció el toque de queda y ella era quien era atacada?.

Corrió con súbita fuerza hacia la dirección de los gritos, esperando una mejor situación, realmente sería más factible que solo fueran unos maleantes, así salvar a la joven sería algo fácil ,pero el luchar con tantos vampiros protegiendo a una dama chica sería algo demasiado problemático y peligroso aun para un exorcista. Aun así se movió lo más rápido posible aun si el peor de los escenarios se presentaba, por lo menos aseguraría el escape de la joven. Al llegar vie la desagradable situación de aquellos 2 individuos molestando al a joven "Pero no te lastimaremos preciosa! No te preocupes!", "Quizá hasta disfrutes con nosotros...” Que indignante era escuchar las palabras de eso seres, atacando de esa forma a aquella joven, que para el no era más que una indefensa joven, su arma resonó en sus manos al estar cerca de esos individuos, lastimosamente su peor escenario al parecer se había dado, sin pensarlo mucho tomo el mango de su arma dentro aun dentro de la funda donde escondía, aquel resonar le indicaba que se encontraba frente a vampiros, no había tiempo que perder, solo eran dos de los 8 vampiros que azotaban la zona, si podía matarlos antes de que llamaran a sus camaradas podría salvar a la joven y luego regresar y darles caza a todos sin ningún problema pero tenia que actuar rápido.

Con pasos rápidos y agiles que se volvieron una carrerilla le dio el tiempo justo de clavar su arma la cual rompió su manto para volverse el inmenso espadón helado que el usaba como arma clavándose en el centro de la espalda del vampiro el cual grito de dolor al ver como desde su pello salía el prominente Filo helado de la espada de aquel taimado Exorcista –HAAAAG!!!- el otro solo se sorprendió al ver aquello abriendo sus ojos aterrado ante lo que veía, hacía poco que se había vuelto un vampiro y solo había escuchado los rumores de lo peligroso que podían ser los cazadores de su nueva estirpe –Un exorcista? No puede ser cierto!!- grito asustado el otro mientras veía como su compañero lentamente era cristalizado por el arma clavada en su cuerpo, que con un simple movimiento la hoja termino partiendo el hielo y con ello el cuerpo del sujeto cayendo su tronco en el suelo luego seguido de las piernas.

Aterrorizado el segundo solo comenzó a correr en dirección contraria a donde el joven armado se encontraba, no deseaba morir ahora que había conseguido tan espectacular no perdería tan espectacular regalo que era la no vida, pero seguía sin entender el increíble peligro que era un exorcista. El helado filo de aquella gigantesca espada apareció clavándose en su hombro derecho –ARRRG!- Grito de dolor mientras que el hielo se adueñaba de su brazo y el entumecimiento acompañaba la desagradable sensación [color:8dd0=0066ff]–Burst…- el exorcista con esas palabras hizo chasquear sus dedos causando que la espada y todo el hielo que rodeaba al vampiro estallara causando un mayor daño en el, pero lastimosamente no fue suficiente para matarlo, solo perdió su brazo y parte de su hombro pero para esas criaturas, eso no era suficiente para matarlo, lastimosamente, no le quedo de otra que ver como la criatura huía, por lo menos eso le daría tiempo de empezar a correr con la joven y alejarla de ahí –Lo siento, no tengo tiempo de explicarle, pero corra- le dijo con una voz prepotente y seria pero increíblemente fría y calmada, corrió rápido para tomar su arma nuevamente que se encontraba en el suelo y luego tomar la mano de la chica empezar a correr lejos de los barrios de clase baja, si corria con suerte los demás vampiros llegarían cuando ya hubiese logrado sacar a la chica de ahí.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Rondando por las antiguas calles (privado: Irina Ivanovna)

Mensaje por Invitado el Jue Nov 27, 2014 5:18 am

Un poco más, solo debía continuar con ese acto un poco más. Les dejaría acercarse, como la araña que espera pacientemente a que la mosca caiga en su trampa, y cuando les tuviera al alcance de su tacto les haría arder hasta consumirse. Ya sentía el fuego surgiendo en la piel de su mano...

Pero escuchó pasos a sus espaldas, y de nuevo esa fragancia a lirios llegó a su nariz, esta vez su perfume era mucho más fuerte que al inicio. ¿De qué se trataba? Antes de que pudiese voltear escuchó el grito del vampiro que había quedado a sus espaldas. Imposible... Se giró para encontrarse con la imagen del vampiro atravesado por lo que parecían ser cristales. No, era hielo... el hielo estaba atravesando aquel cuerpo frío y avanzaba sobre este hasta que finalmente hubo un sonido muy fino de quiebre, y el vampiro cayó al suelo partido por la mitad. Por supuesto que esta vez se mostraba sorprendida y que este sentimiento era totalmente sincero. No esperaba para nada encontrarse con un exorcista, su peor enemigo, en este lugar. Y menos aún que fuese este quien le "salvara" de aquellos imbéciles que le habían atacado.

Ahora que aquel pelmazo no estaba frente a ella, su visión alcanzó al exorcista. Un sujeto alto con una cabellera negra y unos ojos fríos... No le importó en lo más mínimo lo que hiciese el vampiro restante ahora a sus espaldas. Estaba demasiado impactada por la presencia de aquel sujeto frente a ella... era como si el hielo de esa espada también le hubiese congelado. No es que tuviese miedo, por supuesto que no. Sabía bien que podría hacerle frente en una batalla, no temía a los exorcistas en lo más mínimo. Era algo diferente lo que la mantenía inmóvil y con sus ojos de avellana abiertos de par en par fijos en la figura ajena. Esos ojos... traían a su memoria fantasmas de su pasado. Los recuerdos humanos eran borrosos comparados con su nueva visión pero sin duda allí había algo de esa persona...

No supo muy bien que pasó a su alrededor. Pero retrocedió un par de pasos cuando vio que el moreno se acercaba, pues su mente aún estaba un tanto confundida por las visiones de su pasado. Mas como la guerrera que era, rápidamente analizó lo que sucedía. El moreno no llevaba su arma, y sin duda no mostraba intensión de atacarle. Ladeo la cabeza confundida, pues no entendía porque parecía... hablarle como a una damisela en peligro. Bajo su mirada cuando sintió el toque ajeno que ahora se sentía un tanto frío comparado con el calor de su propia mano. No es que tuviese calor como los vivos, sino que el fuego de su ser aún corría bajo su piel lentamente amenazando con salir.

Pronto entendió que aquel sujeto estaba tomando con firmeza su mano y que estaba tirando de su cuerpo para sacarla de alli... le estaba rescatando, como un caballero en su nivea armadura. ¿No se daba cuenta que era al demonio a quien llevaba de la mano? ¿Como era eso posible? El aroma a lirios era tan fuerte ahora que estaba tan cerca de ese sujeto, que se sentía completamente embriagada...

¿Sería muy malo aprovecharse de la situación y obtener datos valiosos? ¿Acaso le importaba? se dejo llevar, incluso fingiendo que tropezaba levemente en algunas ocasiones por la carrera. Respiraba agitada aunque esto fuese todo un acto. -Espere! ¿Quién es usted? ¿Quienes eran ellos? ¿A donde me lleva? -dijo preocupada jugando a la perfección el papel de la típica dama en apuros.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Rondando por las antiguas calles (privado: Irina Ivanovna)

Mensaje por Invitado el Miér Dic 03, 2014 2:20 pm

Sin duda alguna era un fallo que aun debía pulir en sus artes de batalla como el exorcista que era, aún tenía un sutil deje de bondad en su ser que lo nublaba a la hora de ver a alguien en peligro, haciéndole perder el hilo y la frialdad que su maestro había intentado con todo su ser inculcarle, él tenía que ser más frio, calcular más las cosas, el ni siquiera se había tomado la molestia e detallar más a la hermosa joven que en ese momento llevaba tomada de la mano. La palma de la joven se sentía cálida, aun con lo frio de la noche, pero no podía analizarlo demasiado su arma seguía resonando advirtiéndole la presencia de algún vampiro, sin saber que a quien le advertía era de aquella joven, en su mente ya el grupo de vampiros debía de haberse enterado de lo que acaba de pasar y eso complicaría aún más las cosas si ella seguía aquí.

-Lo siento no puedo explicarle demasiado pero como sabrás esos que te atacaron son vampiros, yo solo me encargo de matar a aquellos que causan daño a la sociedad- Dijo con voz seria mientras sentía el como a veces ella trastabillaba debió a la velocidad que él deseaba hacerle correr –no tiene que saber tanto, solo por el momento confíe en mí, no dejare que le hagan daño- dijo con voz seria y determinada, mientras él podía recordar como su maestro y padre le discutía ese afán suyo de ser un protector de todos, algo que era netamente imposible “los héroes no existen” eran las palabras típicas de su padre “no los puedes salvar a todos, para salvar a alguien otra persona debe ser sacrificada” odiaba tanto esa parte de él que lo hacía enfurecer el solo recordarlo y se odiaba a si mismo por estar pensando en sus palabras, según las enseñanzas que le dieron, debería de olvidarse de esta chica y cazar a los vampiros, posiblemente ella seria n sacrificio para poder atrapar a todos los demás vampiros. Maldijo su propia mente al pensar igual que su padre en este momento.

-AHÍ ESTA DETENGANLOS!- escucho un grito fuerte que venía desde los tejados mientras su arma resonó nuevamente, advirtiéndole de la llegada de nuevos vampiros, no podía darse el lujo de seguir perdiendo tiempo en recuerdos, además la joven entorpecía demasiado debido a sus torpes pasos, se detuvo a detallarla unos segundos dándose cuenta del vestido y los tacones que usaba, por su puesto, era normal que le costara tanto moverse, que tonto fue al obligarla a correr así –Discúlpeme mi lady- le dijo sin esperar una respuesta de ella mientras tomaba con rapidez su cintura y piernas cargándola entre sus brazos, el aroma de la joven por fin lo abordo, sintiendo su delicado perfume, sus ojos buscaron su mirada perdiéndose en sus ojos color hazel pero nuevamente escucho a lo lejos como se acercaban sus perseguidores, recupero la conciencia y así nuevamente comenzar a correr solo cargando a la bella dama entre sus brazos, debía apurarse y alejar a la joven de la zona para así poder luchar contra ellos el solo, lo más seguro si se acercaban demasiado a las zonas más concurridas estos se controlarían ya que llamarían aún más la atención solo debía llegar ahí.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Rondando por las antiguas calles (privado: Irina Ivanovna)

Mensaje por Invitado el Dom Dic 07, 2014 4:55 am

La voz calmada del otro le explicó la situación en la que se encontraban actualmente. No podía creer que a estas alturas no advirtiese que ella era uno de esos vampiros. Pero se limitó a guardar silencio por el momento, observando la espalda de aquel hombre y su oscuro cabello mientras escapaban. Su mirada se desvió unos momentos a la espada que el otro portaba. Tenía un resplandor palpitante bastante extraño, y el aroma a lirios continuaba embriagando sus sentidos.

Fue por esta razón precisamente que no advirtió el aroma de los vampiros que ahora les perseguían. Miró rápidamente a los techos y observó a los idiotas que había contratado para sus actividades. Afiló la mirada y tensó un tanto la mandíbula. Si esos tontos llegaban a reconocerla... si llegaban a delatárla frente a aquel exorcista a quien estaba engañando para su propia diversión....

De nuevo notó como la espada brillaba con más intensidad ahora que hicieron aparición los nuevos vampiros, y entendió rápidamente que era una especie de advertencia para su dueño. Estaba bastante distraída con aquella cosa, y aún perdida entre el aroma a lirios, como para percatarse de que su salvador se había detenido repentinamente. Por lo que se golpeó suavemente contra su firme espalda. Cuando regresó su atención al exorcista, de donde jamás debió apartarla, se encontró con una inspección bastante rápida y descarada de parte del moreno. Frunció el entrecejo en señal de clara desaprobación a sus actos, pero antes de que pudiese emitir alguna queja el otro le dio aquella disculpa que no supo muy bien como tomar. La confusión se notaba en su rostro pues no entendía lo que estaba pensando aquel hombre.

Pronto le quedo claro que era una disculpa anticipada por lo que haría. Sintió el calor de su mano en su cintura y luego en sus piernas, cuando fue alzada le tomo por completo en sorpresa. Por lo que soltó un corto quejido muy femenino ante aquella acción y su mano se aferró al pecho ajeno. ¡¿Cómo se atrevía?! ¡¿Cómo se atrevía a sorprenderla de esa manera?! Y a hacerla lucir como una chiquilla tonta! Sin duda le haría pagar su osadía. De nuevo dirigió su mirada avellana, ceñuda hacia el insolente exorcista pero... Lo que encontró fueron esos ojos negros tan solitarios... nostálgicos y terriblemente familiares. Hubo una pausa, pero pronto logró recuperarse de aquella impresión y de nuevo le miró molesta. -Pero qué hace?! Bájeme en este instante! -exigió, en parte continuando con su actuación y en parte sintiéndose verdaderamente incómoda por encontrarse en aquella situación.

Cuando el otro inició de nuevo aquella carrera, recordó que sus tontos subordinados estaban persiguiéndoles. No podía dejar que les atraparan, porque le delatarían y acabaría su juego. Pero como detenerlos sin que aquel sujeto se diese cuenta de sus habilidades y de su verdadera identidad? Debía pensar en algo... y rápido. Aunque ese chico corría bastante rápido a pesar de llevarla en brazos... ¿Sería realmente capaz de "salvarla"? Miro sobre su hombro, al sujeto en el tejado que les perseguía... tenía una mano extendida en su dirección y fue entonces cuando lo recordó. -Cuidado!! -le advirtió a la vez que veía como unas lanzas de un material oscuro y desconocido, muy afiladas, iban en su dirección. Era por esa habilidad precisamente que había elegido a ese tonto, porque le veía potencial...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Rondando por las antiguas calles (privado: Irina Ivanovna)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.