¡Bienvenido a Krory Milium, Invitado!

Nos alegra verte por aquí.




Últimos temas
» ۝ Confirmaciones.
Jue Nov 02, 2017 8:34 pm por il Maestro mascherato

» ۝ Cambios de botón y otros.
Jue Nov 02, 2017 8:31 pm por il Maestro mascherato

» ۝ Petición de Afiliación.
Jue Nov 02, 2017 8:19 pm por il Maestro mascherato

»  {INFO} ۝ Razas y Habilidades
Jue Nov 02, 2017 4:01 pm por il Maestro mascherato

»  {A} ۝ MODELO CÁMARA DE BANCO
Jue Sep 14, 2017 5:14 pm por Tesorero

» {A} ۝ MODELO CRONOLOGÍA
Jue Sep 14, 2017 11:04 am por il Maestro mascherato

» {INFO} ۝ ACADEMIAS EXORCISTAS
Miér Sep 13, 2017 11:50 am por il Maestro mascherato

» {A} ۝ REGISTRO GLOBAL OBLIGATORIO.
Mar Sep 12, 2017 7:20 pm por il Maestro mascherato

» {A} ۝ MODELO FICHAS
Mar Sep 12, 2017 4:40 pm por il Maestro mascherato

» Ho Seok ¡pruebas
Mar Sep 12, 2017 1:09 am por Ho Seok

» Who's the one hurting? [Priv. Zaira de la Vega]
Jue Feb 23, 2017 5:48 pm por Zaira De la Vega

» Mistery Dancing (Privado Marie)
Lun Ene 23, 2017 6:22 pm por Marie Labov

»  Una Banshee ( Eretreia)
Sáb Ene 21, 2017 1:54 am por Eretreia Bennett

» Fire [Priv. Alexander Wayland]
Sáb Ene 21, 2017 1:20 am por Eretreia Bennett

» Confieso que...
Miér Ene 11, 2017 1:24 pm por Victoria S. Blueflame

» Las caricias entre la noche pierden la cordura por la tentación. /Priv. Marie./+18
Mar Dic 06, 2016 11:55 pm por Marie Labov

» Shake and Fingerpop —Marco.
Miér Sep 07, 2016 12:35 pm por Marco Farnese

» ¿Qué canción...?
Lun Sep 05, 2016 3:54 am por Nuvak

» ¿Qué piensas del de arriba?
Lun Sep 05, 2016 3:29 am por Nuvak

» ¿Crees en el destino? [Priv Kaile Blair]
Miér Ago 31, 2016 3:03 am por Kaile Blair

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 54 el Jue Mar 19, 2015 10:15 am.






Compañeros







Damos crédito a HeySpace y RavenOrlov eget posuere mi. Aliquam faucibus gravida aliquet. Curabitur odio urna, tristique et porta eu, bibendum et ex. Phasellus vel eros ante. Maecenas et pellentesque risus. Praesent in quam at mauris convallis scelerisque.
N U E S T R O S — A F I L I A D O S


VÓTANOS!




CRÉDITOS
Agradecemos a todos los miembros del foro su dedicación y participación en Krory Milium, sin vosotros esto no sería posible. Gracias al Staff por su ayuda para mantener el foro y sus diseños que le dan al foro una imagen increíble. Les damos las gracias a todos los miembros del staff de ForoActivo que nos han ayudado con nuestros problemas y nos han tratado y atendido de maravilla.

La trama del foro es original, inspirada en la serie D-Gray Man. Todas las tramas, historias, diseños y códigos son creación del staff. Por favor no copies o toméis sin permiSo.

Las imágenes que ambientan el foro han sido extraídas de DeviantArt, Pinterest y zerochan.


SÉ ORIGINAL, NO COPIES.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Praliné {Priv con Kaito}

Mensaje por Invitado el Vie Dic 12, 2014 4:43 am



Praliné




¿Te llega el olor a chocolate? ¡Mmm…! Atrae a la tienda desde calles atrás, ¿verdad? Si te acercas ya no te podrás resistir. El escaparate está repleto de deliciosos bocados, fíjate, ¿ves ese bizcocho de chocolate en el centro de la exposición? Está hecho con salsa especiada de castañas, ¿y los bombones a su derecha? Son trufas recubiertas con cacao y piñones, con una suave crema caramelizada que en cuanto lo muerdes se derrite en tu boca esponjoso y exquisito. ¡Simplemente delicioso! ¿Te atreves a probarlo y darte un pequeño capricho? Quizá te guste más ese pastel que parece llamear sobre la bandeja plateada, ¿lo ves? Es un famoso postre vienés al baño maría, con mermelada de fresa y un glaseado de chocolate que se escurre desde la superficie como si fuera una cascada golosa.

     — ¡Alí, deja el sésamo! — se escucha el repiqueteo de los tacones rojos danzar de un lado para otro, Vianne agarra al conejo y hace un mohín —. Es para los pastelitos de nuez, no para que te lo zampes, conejo glotón.
     Su voz es suave y alegre, como el sonido de una flauta travesera; lograría sosegar al hombre más inquieto con sólo una palabra. Vianne sube al conejo en brazos y este se agita nervioso, dándole una patada en el estómago y saltando veloz para escapar. Alí es una buena mascota, lo que pasa es que se pone nervioso cuando Vianne tuesta las semillas; el olor cálido y rústico que desprenden invitarían a cualquiera.
     Vianne arruga la nariz con fastidio y frota las manos en el delantal, está lleno de manchas de chocolate fundido, pero huele de maravilla. Son las cinco de la tarde y aún no ha entrado ningún cliente en todo el día, eso si, las señoras se han pasado la tarde entera fisgando frente al cristal del escaparate, contemplando los preciosos barquitos piratas, ¡incluso tienen finas velas de chocolate blanco! “¿Pero qué les pasa a estos italianos? ¿qué tienen en contra del chocholate?” meditó con una mueca en los labios coloreados de rojo intenso, “¿Será que los cristales gruesos no dejan pasar el dulce olor del deleite?”. Se encoje de hombros con gracia y se dirige hacia la puerta de entrada; de nuevo el rítmico taconeo femenino, son pasos intrépidos y seguros, como ella. Tiene los pies tan pequeñitos que parece llevar zapatos de caramelo. Se para frente al cristal de la entrada y mira hacia el exterior con una ceja alzada. Las calles están repletas de gente, los hombres cruzan frente la tienda altivos y firmes, ni siquiera se fijan en su precioso escaparate, seguramente tendrán cosas más interesantes que hacer, como por ejemplo seguir pasando frío en la calle en vez de tomar un delicioso chocolate caliente con nata en la acogedora chocolaterí de Vianne. “¿Qué problema tienen? Tengo una tiendecita preciosa y mis recetas huelen de maravilla, ¡mis bombones son exquisitos! ¿por qué nadie quiere entrar? Sé que miráis el escaparate con deseo e incluso os relaméis los labios al ver el pastel con glaseado, ¡os he visto!”. Se cruza de brazos y ladea la cabeza curiosa, al otro lado de la calle hay un hombre rico en carnes que zampa dulces y caramelos como un comilón experimentado; tiene pinta de llamarse Eustaquio, y la verdad, suda como un puerco a pesar de que estamos en pleno diciembre. Tiene las manos tan rechonchas que parece imposible que pueda alcanzar los dulces de esa cajita tan estrecha. Vianne sonríe entusiasmada y abre la puerta con afán, ¡ese es su hombre!. Baja las cuatro escaleras veloz y mira hacia sus piececillos para no tropezarse... El intento no sale del todo bien y termina interponiéndose en el camino de otra persona y dándose de bruces con ella. El bombón que guardaba en la manga para seducir a Eustaquio cae y rueda por el pavimento húmedo y frío. Vianne se balancea y agarra instintiva al brazo de la víctima para no desplomarse ella también. Su mirada sigue fija en el bombón ahora aplastado contra el suelo.
     
     — ¡No! ¡Llevaba praliné!



Última edición por Vianne Rocher el Mar Dic 30, 2014 3:06 am, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Praliné {Priv con Kaito}

Mensaje por Kaito D. Ryota el Dom Dic 28, 2014 2:02 pm

Me habia despertado con hambre como de costumbre, mi meta dia a dia era encontrar nuevos sabores aparte de mejorar con mi espada, cosa que ultimamente no habia podido hacer debido a la falta de enfrentamientos, habia desayunado en la taberna un par de tazas de cafe traido del oeste y unos cuantos dulces de mazapan y chocolate que el bienaventurado del camarero me habia reservado, cosa que siempre le agradecia puesto que sabia que me gustaban muchisimo. Aunque esos dulces habian saciado mi apetito no habian conseguido llenar ese hueco de buena comida que yo necesitaba cada dia, por lo que volvi a salir como todos los dias para dar una vuelta por Venecia y si tenia suerte encontrar un nuevo restaurante o un trabajo con el que poder ganar algunos ducados para gastarlo en cuidar mis katanas o comer aun mas.

Andaba por una calle algo ancha en la que pude observar al fondo a un hombre gordo que no hacia mas que zampar desmedidamente unos dulces que no parecia disfrutar, cosa que me ponia de los nervios puesto que no habia nada mejor que disfrutar, dejar que los sabores bailen en la boca antes de introducirse por el esofago hasta acabar en nuestro estomago. De repente y debido a mi indignación fui a ir hacia ese hombre gordo cuando de repente alguien choco conmigo y agarro mi brazo, acto seguido arme mi brazo para que esa mujer no cayese al suelo y la ayude a reincorporarse, aunque algo escapo a mi mirada en un principio, no justo despues cuando escuche como decia "¡No! ¡Llevaba praline!" y pude observar como un pequeño bombon se deslizaba por el humedo suelo, tenia una pinta increible y con solo verlo unas ganas tremendas de comerlo invadieron mi cuerpo, pero habia sido una pena que hubiese tocado el suelo puesto que una vez ahí la comida perdia muchas de sus facultades.

No parecia ser así para el gordo, de repente y con una agilidad digna de una persona con 40 kilos menos se lanzo hacia el bombon que habia caido al suelo y lo trago de una manera que me recordaba a la de los patos, sin saborear, sin masticar si quiera, solo tragar, tal y como habia entrado a su boca habia pasado por su esofago y habia acabado en su estomago, un estomago que seguramente seria del tamaño de mi cabeza y en el que cabrian muchisimos bombones enteros de ese tamaño y mas. No parecia haberlo disfrutado puesto que acto seguido comenzo a devorar los demas, delante de mis narices una caja vacia cayo al suelo y el gordo lo unico que hizo fue sacar otra, un asco comenzo a invadirme de nuevo pero preferí preocuparme de la chica.

-¿Estas bien? - Le dije preocupado por si se habia hecho daño en el golpe -Siento lo de ese bombon, tenia una pinta muy buena y seguramente se merecia acabar en un lugar mejor que no en el estomago de ese gordo asqueroso-

No me habia fijado hasta que no hube centrado toda mi atención en ella, pero emanaba un olor dulce, un olor a chocolate, el tipico olor que uno se podia encontrar en alguna pasteleria y que hizo que mi libido se disparase y mi estomago rugiese de alegria. -Perdona mi indiscrección pero, ¿es ese olor que llega a mi nariz un olor a chocolate y trufa? ¿o quizas tambien acompañado con algo de fresa?- pregunte curioso aunque cuando le eche un vistazo de arriba abajo pude contemplar con gran satisfacción como llevaba un delantal manchado de chocolate, eso seguramente indicaba que se dedicaba a la creación de delicias dulces tales como pasteles, bombones y otras delicias chocolatadas.

Cuando observe eso hice una cosa que no era propia de estas situaciones pero que no pude evitar, deslice mi dedo por su delantal y me lo lleve a la boca, era una pequeña cantidad pero se sintio como si una cascada de dulce cacao atravesase mi garganta, mis ojos se tornaron como los de un buho y mi boca se abrio como una gran "O", estaba buenisimo y queria mas, asi que la cogi de ambos brazos suavemente y mirandola a los ojos le dije con total sinceridad y sentimiento aunque con un tono serio -Quiero mas-

Volver arriba Ir abajo

Re: Praliné {Priv con Kaito}

Mensaje por Invitado el Miér Dic 31, 2014 8:51 pm



Praliné


Los pies de Vianne se cruzaron y se tambaleó a punto de caerse al suelo junto con su delicia de chocolate, pero aquel joven fue más rápido y armó el brazo para sostenerla. Ni siquiera le dio tiempo a agradecer nada, su mirada estaba fija en el bombón aplastado contra el suelo; un escalofrío le recorrió la espalda al ver cómo aquel hombre grasiento se inclinaba para alcanzar la delicia y se la metía en la boca, como un animal insaciable. Ella sonrió maravillada al presenciar aquella escena, ¡se lo había comido del suelo! ¿será posible que aún así alguien se sienta atraído por sus creaciones? Su sonrisa se borró de inmediato cuando el hombre engulló el bombón sin interés y se puso de nuevo a zampar dulces de mala calidad, como si lo que acabara de llevarse a la boca no fuese más que un bocado insignificante.

¡Ni siquiera lo ha saboreado! — se quejó, y bufó ofendida  —. Dos horas haciendo musse de chocolate para nada...

Negó con la cabeza y apartó la mirada del incidente con desgana; desde que había llegado a Venecia todos los días fueron tristes para Vianne, nadie se había pasado por su tiendecita ni siquiera para husmear en el interior, todo el mundo se quedaba en la puerta y en el escaparate mirando con malas caras, pero relamiéndose. Para una vez que consigue que alguien pruebe una de sus delicias... y ni siquiera lo degusta. Vianne por fin volvió la mirada hacia el joven con el que se había estrellado, el cual le preguntaba si estaba bien y se comentaba con un atisbo de disgusto que ese bombón de debería haber acabado en el suelo. Pero ella ni siquiera le estaba escuchando, su mirada se había perdido entre los cabellos verdes del muchacho, ¡nunca había visto a alguien con el pelo verde! ¿serían los polvos que se ponen en las pelucas para teñirlas? Vianne estiró su brazo hacia la cabeza del joven sin retraimiento y alcanzó uno de sus mechones curiosa. Miró sus dedos sin ningún rastro de polvos verdes y su expresión dudosa cambió a una mueca de sorpresa.

Eres un kiwi — afirmó con seguridad y le dedicó una sonrisa espléndida — ¡Sí, es chocolate con trufras y fresas!, ¡los puedes oler! — exclamó orgullosa al escuchar sus preguntas, era la primera persona que se interesaba por sus delicias y eso pareció iluminar sus ojos como estrellas. ¿Sería una casualidad que se estrellera justo con él? ¡Ni hablar! Seguramente habrían sido las velas de melocotón y las plumitas de colibrí, Vianne las colocó la otra noche justo encima del horno. Estuvo a punto de preguntarle si quería probar sus bizcochos, natillas, mermeladas y muffins de wiki, ¡seguro que le encantaban! él en sí era un hombre wiki; pero, antes de abrir la boca, el chico deslizó uno de sus dedos por el delantal manchado de Vianne y se lo llevó a la boca. Ella sólo pudo sonreír maravillada y deleitarse con la expresión de gusto que dibujó el muchacho. "Le ha gustado" pensó, y su sonrisa se amplió estupenda cuando él la tomó por los hombros y le pidió más chocolate.

¡Marchando! — asintió decidida y subió las escaleras de la tienda a toda prisa. El repiqueteo de sus tacones volvió a escucharse sobre la madera del local, de un lado para otro. Cogió una bandeja y comenzó a llenarla de delicias variadas —. Pastel de coco con chocolate y ron, macarrones de chocolate, bombones con mermelada de fresa... ¡Ay, y las trufas! — danzaba de un lado a otro llenando la bandeja —, batido de nata y chocolate, tiramisú de kiwi... ¿le gustarán los muffins rellenos de mermelada, señor? seguro que sí — los añadió a la bandeja y con una sonrisa la colocó sobre una de las mesitas del local. Señaló la silla, invitando al joven a sentarse y deleitarse con la torre de manjares que le había ofrecido mientras ella tomaba asiento en la del frente y le sonreía.

¿Quién es usted, señor? Me gustaría conocer al menos el nombre de mi primer cliente.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Praliné {Priv con Kaito}

Mensaje por Kaito D. Ryota el Jue Ene 15, 2015 2:41 am

-Auch- Masculle en cuanto me quito un pelo de mi cabeza, sabía que era raro encontrarse a gente con el pelo verde pero, ¿porque tenia que arrancarme un pelo? Podía parecer que tenía muchos peros al fin y al cabo dolía igual y quien sabe, quizás en un futuro necesitara ese pelo y más como ese para no quedarme calvo, estaba mejor donde estaba pero ahora no se podía hacer nada, había abandonado mi cabeza para nunca volver. Pensé en decirle algo por lo del pelo pero en ese momento hablo de algo de oler chocolate con trufas y fresas -¿Oler? El olor viene directamente de un alimento, si puedo oler el chocolate con trufas y fresas es porque al final de ese olor se encontrara una maravillosa tarta- Pensé hacia mí relamiéndome los labios, ya podía sentir como el chocolate se deslizaba por mi garganta y acababa en mi estómago.

De repente la vi alejarse y meterse a la que parecía ser su tienda, no la había visto en todo lo que llevaba en Venecia y estaba seguro de que era porque no había pasado por delante, si lo hubiese hecho estaba seguro de que sus olores me habrían obligado a entrar. Vi cómo me señalaba una silla para que me sentase pero eso no me llamo la atención, lo que había llamado la atención y centrado todos mis sentidos era la montaña de dulces que se encontraba justo encima de esa mesa, no me lo podía creer. Me acerque rápidamente y tome asiento, lleve uno de esos deliciosos dulces a mi boca, parecía ser que era de batido de nata y chocolate, sentía como tenía un contraste vivaz, era como una lucha de sabores dentro de mi boca, una batalla en la que solo habría un ganador, yo.

Pronto con ganas de más me volví a meter otro pastel más, esta vez era de pastel de coco con chocolate y ron, este estaba aún mejor, el ron le daba un toque más amargo pero a la vez combinado con el dulce del chocolate hacia una mezcla deliciosa, volví a dejar que los sabores danzasen en mi palada antes de tragarlo y seguidamente pensé en meterme otro a la boca, pero a pesar de que tenía la costumbre de seguir comiendo y luego hablar, esta vez iba a hacer una pausa para contestar a esta chica que con tan buena fe me estaba dando esta delicia chocolatada. –Mi nombre es Kaito, muchísimo gusto, ¿a quién debo agradecer todo este éxtasis de sabores?- dije con una sonrisa de oreja a oreja en los labios, aunque había algo que me llamo la atención, había dicho que era su primer cliente.

-Dime, ¿has abierto hoy o ayer? No recuerdo haber visto esta tienda aunque tampoco he pasado por aquí, si hubiese pasado y la hubiese visto ya habría estado aquí a todas horas- dije con curiosidad, solo se me ocurría la posibilidad de que hubiese abierto hace poco, al fin y al cabo si la gente probaba estos pasteles vendrían aquí a todas horas, esta chica tenía un talento natural para hacer estas cosas y a mí me encantaban, sus pasteles me estaban conquistando, seguramente volvería, quería más y más aunque también debía de no excederme puesto que debía de mantener una forma física.

No podía aguantar más así que antes de dejar que me contestase me volví a meter en la boca otro, pero esta vez lo note diferente…era….impresionante. Mis ojos se tornaron como los de un búho, estaban abiertos de par en par mirando a la persona que tenía enfrente, a esa diosa de los pasteles que había hecho un pastel que me encantaba, me había vuelto loco, mis sentidos se habían puesto de punta, quería cien…no, ¡mil! Me dejaría todo lo que ganase si era necesario pero quería comer de estos todos los días, no era normal lo buenos que estaban.

-¿Qué es esta maravilla? Jamás había probado nada igual, parece tiramisú pero ese toque verde que no alcanzo a saber qué es exactamente le da una elegancia y un nivel superior – dije totalmente en serio, esta chica pronto tendría toda la tienda llena de clientela, estaba seguro.

Sabía que hoy comenzaría una gran amistad pastelera.

Volver arriba Ir abajo

Re: Praliné {Priv con Kaito}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.