¡Bienvenido a Krory Milium, Invitado!

Nos alegra verte por aquí.




Últimos temas
» ۝ Confirmaciones.
Jue Nov 02, 2017 8:34 pm por il Maestro mascherato

» ۝ Cambios de botón y otros.
Jue Nov 02, 2017 8:31 pm por il Maestro mascherato

» ۝ Petición de Afiliación.
Jue Nov 02, 2017 8:19 pm por il Maestro mascherato

»  {INFO} ۝ Razas y Habilidades
Jue Nov 02, 2017 4:01 pm por il Maestro mascherato

»  {A} ۝ MODELO CÁMARA DE BANCO
Jue Sep 14, 2017 5:14 pm por Tesorero

» {A} ۝ MODELO CRONOLOGÍA
Jue Sep 14, 2017 11:04 am por il Maestro mascherato

» {INFO} ۝ ACADEMIAS EXORCISTAS
Miér Sep 13, 2017 11:50 am por il Maestro mascherato

» {A} ۝ REGISTRO GLOBAL OBLIGATORIO.
Mar Sep 12, 2017 7:20 pm por il Maestro mascherato

» {A} ۝ MODELO FICHAS
Mar Sep 12, 2017 4:40 pm por il Maestro mascherato

» Ho Seok ¡pruebas
Mar Sep 12, 2017 1:09 am por Ho Seok

» Who's the one hurting? [Priv. Zaira de la Vega]
Jue Feb 23, 2017 5:48 pm por Zaira De la Vega

» Mistery Dancing (Privado Marie)
Lun Ene 23, 2017 6:22 pm por Marie Labov

»  Una Banshee ( Eretreia)
Sáb Ene 21, 2017 1:54 am por Eretreia Bennett

» Fire [Priv. Alexander Wayland]
Sáb Ene 21, 2017 1:20 am por Eretreia Bennett

» Confieso que...
Miér Ene 11, 2017 1:24 pm por Victoria S. Blueflame

» Las caricias entre la noche pierden la cordura por la tentación. /Priv. Marie./+18
Mar Dic 06, 2016 11:55 pm por Marie Labov

» Shake and Fingerpop —Marco.
Miér Sep 07, 2016 12:35 pm por Marco Farnese

» ¿Qué canción...?
Lun Sep 05, 2016 3:54 am por Nuvak

» ¿Qué piensas del de arriba?
Lun Sep 05, 2016 3:29 am por Nuvak

» ¿Crees en el destino? [Priv Kaile Blair]
Miér Ago 31, 2016 3:03 am por Kaile Blair

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 54 el Jue Mar 19, 2015 10:15 am.






Compañeros







Damos crédito a HeySpace y RavenOrlov eget posuere mi. Aliquam faucibus gravida aliquet. Curabitur odio urna, tristique et porta eu, bibendum et ex. Phasellus vel eros ante. Maecenas et pellentesque risus. Praesent in quam at mauris convallis scelerisque.
N U E S T R O S — A F I L I A D O S


VÓTANOS!




CRÉDITOS
Agradecemos a todos los miembros del foro su dedicación y participación en Krory Milium, sin vosotros esto no sería posible. Gracias al Staff por su ayuda para mantener el foro y sus diseños que le dan al foro una imagen increíble. Les damos las gracias a todos los miembros del staff de ForoActivo que nos han ayudado con nuestros problemas y nos han tratado y atendido de maravilla.

La trama del foro es original, inspirada en la serie D-Gray Man. Todas las tramas, historias, diseños y códigos son creación del staff. Por favor no copies o toméis sin permiSo.

Las imágenes que ambientan el foro han sido extraídas de DeviantArt, Pinterest y zerochan.


SÉ ORIGINAL, NO COPIES.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fantasmas del tiempo~ [Priv. Nuvak]

Mensaje por Samara Bentivegna el Jue Dic 31, 2015 8:15 am

Bañada por la tenue luz de los candelabros se encontraba peinándose su cabello con los dedos.—Creo que lo nuestro ha terminado aquí, muchas gracias por su colaboración y espero que su hermana se mejore.— Se despidió de la prostituta de ante mano, mientras se arreglaba su vestido, visualizándose ante un viejo espejo corroído en los costados. Relajada, se tomó todo un rato al mismo tiempo que la otra comprobaba que la cantidad de ducados que le había sido entregada sea la correcta. <<  Incluso te pagué demás >> pensó mientras apretaba los dientes, aquel servicio en lo personal no había sido muy destacable que digamos y encima tras que le había ayudado a resolver la enfermedad de su hermana, le había costado más del presupuesto que tenía en mente gastar. Cabe aclarar que su objetivo en esa noche no era la de satisfacer su deseo sexual-aunque podría considerarse que estaba en segundo plano-, sino algo mucho más complejo, una búsqueda de información sobre un presunto vampiro que merodeaba por la zona desde hace ya bastante tiempo.

¡Vaya misión le fue asignada por la mismísima Iglesia! Esos tipos ni si quiera piensan en la integridad físico-espiritual de sus exorcistas y allí mismo se encontraba ella, teniendo que presentarse ante una puta para poder conseguir un par de datos, trabajo que debería de haber sido asignado a los recolectores. Ella, simplemente rogaba a Dios que no le hayan pasado ni un piojo estas pobres fulanas sin remedio; nunca se perdonaría que la maleza corrompiera a una rosa tan fina como ella, que se encontraba en la etapa más dulce de su vida.

Acomodó su tocado del cabello y lo afirmó con un par de horquillas para luego simplemente abandonar la habitación. En el camino, se cruzó con un par de hombres descarados que le silbaron e incluso que se dignaron a tomarla de la cintura. Amargada, les dio un empujón y se alejó a paso altivo. —Bárbaros como ustedes debería de juntarse con gente de su misma calaña, basuras —escupió esta última palabra, ofendida porque le habían confundido con una más de esas. Echándole una última mirada, fría, cortante, tanto a los clientes como a las anfitrionas, se dispuso a dejar atrás el recinto.

El frío viento de la noche hizo que su piel se estremeciera. Apenas abrigada sobre los hombros con una capa corta de lana, sus piernas temblaron heladas cada vez que el viento soplaba y se colaba por debajo de su falda. Sacó de su bolsillo un pequeño reloj para comprobar la hora. Aún era muy temprano para volver a su hogar ya que  había quedado con su cochero para que la pase a buscar más tarde. Lanzó un pesado suspiro y volvió a guardar el reloj dentro de su bolsillo.Todo ocurrió rápido, sin embargo a ella le pareció que el tiempo se detuvo uno instantes para alargar aquella escena fuera de la realidad. Podría considerarse un martirio y con respecto a su investigación tampoco fue de lo más grata, de seguro iba a tener que concurrir nuevamente al prostíbulo otro día.

¡Bum! Algo le atropelló por detrás justo cuando estaba desatendida.  —¡Permiso! —gritó fastidiada al hombre que si quiera se dignó a voltear y a pedir perdón por tal atrevimiento, — A estos tipos ni si quiera les queda una pizca de dignidad —comentó para si misma, sin dirigirse a nadie en especial. Hacía bastante que no alzaba su vista al cielo, de un color rosa morado, sin ningún astro asomándose entre las densas nubes amenazantes. A pesar de todo esto, la noche le caía agradable y anhelaba la lluvia, conductora de energías, con deseos de que limpiara las malas vibras de los parásitos que hoy en día caminan por las calles, aunque muy en el fondo sabía que eso no iba a suceder pero aún conservaba un poco de esperanzas de levantarse al otro día con un buen ambiente, cálido y tranquilo.

Dejando pasar el tiempo, se quedó allí, parada a un lado de la entrada, observando el movimiento de personas, principalmente hombres que desfilaban uno tras otro a través de las puertas del local, así también a las parejas de amantes que paseaban regocijándose por el lugar, solo asuntos triviales. Ella se enteraba de todo en silencio, mientras esperaba su transporte.

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasmas del tiempo~ [Priv. Nuvak]

Mensaje por Nuvak el Dom Jun 19, 2016 5:42 am

La única parte en donde se haya la paz, ése confort de hogar y no te trataban cuán enfermo de lepra, era en esa modestísima cocina. Hasta las personas que la anidan, son de temperamento amable; muy distinto a las que hay afuera de aquellas cuatro paredes y que no dudaban a sacarse los pelos por cuatro ducados de mierda.
  Se sabe que la época que transcurre es muy dura, pero eso no significaba que tuviera que perderse la educación y la honestidad para no ser un miserable de las calles. Tampoco se puede pedir demasiado, cuándo aquel lugar alojaba lo peor de lo peor y se resumía prácticamente a un valle de lágrimas.
  Entonces, ¿cómo es que Nuvak termino allí? A decir verdad, el africano no tenia voz ni voto de omitir ninguna clase de replica. Por lo que él se tomó ese cambio de funciones de muy buena manera.
 Lo malo es que él tampoco era de mucha utilidad, debido a que no podía hacerse cargo de las verduras y desconocía sobre posibles recetas. Una cosa que Sabrina, la cocinera, lo solucionó bastante rápido y cediéndole el cargo de ir a buscar cualquier clase de recado a la zona de comercio.    
 De repente, chilló una de las ollas encima del fuego y acompañada de la salvaje entrada de uno de los guardias del cabaret. El tipejo que nunca se jactaba de ser sonriente, reclamó a batiente:
¡Moro! ¿¡Dónde está el moro ese de merda!?
¿Y a ti qué te sucede? Ten un mínimo de respeto que estás en mi cocina y no atendiendo a esas de afuera.—Por “esas”; se refería a las putas con las que trataba y encima se daba el gran gusto de cargárselas a golpes.—¿Qué quieres de mi morito, sinvergüenza?
¡¡Moroo!!
¿Es necesario que grites?
¡Moro!
 Antes de que pasara a mayores, Nuvak deposita las cosas que tallaba sobre la mesa del servicio y se levanta de la silla, que había estado bien arrinconada a un lado de la canasta de la leña. Sandokan, el lémur, se haya encima del ancho hombro del solicitado y siendo tan asustadizo de cuna, se llevo el peor pánico de toda su vida. Tanto fue el estrés para el animalito, que estuvo a punto de dar unos enormes saltos por todo aquel espacio y arrojar varias de las cosas puestas sobre el sitio antes acogedor.  
¡¿Todavía conservas a ese animalejo del diablo?!
Bah, a mi no me molesta—Defendió la cocinera al animal de su mejor recadero y blandiendo al aire el cucharon de madera.—Al menos él no se hace sentir como otros.
Y así, siguió la mujer refunfuñando por otros segundos más.
¿Qué necesita, señor?—Intervino al fin, Nuvak.
Quiero que sigas a la mujer que vino a curar a Flora, averigua todo lo que puedas y no quiero fallos; o tu queridísimo amigo la sufrirá por ti. ¿Capisci? ¡Molto bene!

[…]

 Resulto ser una misión de lo más arriesgada, no solo porque está jugándose muchas de las cosas que había logrado, sino que lo obligaban a hacer algo que a penas le importaba un comino. ¿Qué desgracia podría traerle a la familia esa mujer?
  En realidad, Nuvak desconocía sobre los detalles que atrajeron a Samara a ir al burdel. Tanto que concluye que es un ser inofensivo. Se aventaja gracias a que salió por la puerta que había del servicio por detrás del antro.  El animal de ojos grandes, baja y agarra entre dedos, de la acera helada, un objeto peculiar.
 —¿Qué encontraste?—Indaga grave, aproximándose de la nada y demostrando aún más lo antinatural qué era. Al no despreciar la crudeza de las bajas temperaturas del clima europeo.
avatar



Frase Dentro nuestro, sigue aún vigente los rastros de una naturaleza salvaje y sanguinaria

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasmas del tiempo~ [Priv. Nuvak]

Mensaje por Samara Bentivegna el Sáb Jul 02, 2016 8:56 am

Sus dedos prácticamente se encontraban congelados. Sentía como torpemente realizaba movimientos que solo le hacían sentir más y más molesta. —¿Qué está haciendo ese hombre ¡Dios mío!—exclamó como una loca, quejándose sola y en voz alta sin importarle un comino que alguien más estuviese allí mismo escuchando, pues juraba de que en ese momento prácticamente se encontraba sola. La noche nuevamente se abría paso silenciosa, a tal punto que a sus oídos llegaba el sonido del agua meciéndose con la suave y fría ventisca, presagio del mal tiempo. Sus hombros se encogían, y la brisa le erizaba la piel de su cuello intentaba cubrirse lo más que pueda con su abrigo, sin embargo se sentía tan ligera que su inconsciente le jugaba una mala pasada. Cerró sus ojos unos segundos, tratando de que sus incesantes pensamientos no acabaran en un impulso repentino del que pudiera lamentarse. ¿Qué fue lo que vio al abrir sus ojos? Las sombras de recuerdos tergiversados que se fundían en la oscuridad de la noche; un hombre amable y caballeroso, cargaba consigo un pequeño retoño. Le observó con atención, sentía como su pecho se retorcía de dolor. Sin darse cuenta dio un par de pasos en su dirección, con los ojos bien abiertos y sin sacárselos de encima. No sabría decir muy bien qué pensamientos pasaron por su cabeza, pues prácticamente las palabras no cabían en la misma; ese hombre, simplemente desapareció en el callejón contiguo, aquel que daba como única salida un canal intransitado.

Al principio dudó, había quedado atónita. «Capaz que es aquella persona...»pensó mientras se dirigía rápidamente hacia el corto callejón. Apoyó su espalda contra la pared y tomó aire antes de asomarse e inspeccionar mientras llevaba su mano al pecho para desquitar sus nervios jugando con su collar. Enmudeció. —¿Dónde estás?—. Se preguntó mientras palpaba su pecho y su ropaje, alterada.—¿Por qué me tienen que pasar estas cosas a mí? ¡Incluso había corroborado que estaba bien prendido!—gimoteó en voz baja mientras tomaba su vestido de mala gana y volvía hacia el antro. ¿Dónde se habrá caído? Sus ojos aguantaban las pocas lágrimas que le brotaban, lo consideraba como uno de los pocos objetos de un valor único de su pertenencia. Volviendo sobre sus pasos, no despegaba sus ojos del suelo, «¿Qué habrá pasado?» se repetía una y otra vez sin despegar su vista del suelo. Rebobinó en sus recuerdos para no perderse de ningún detalle.

«¿Habrá sido ese hombre?». Tragó saliva mientras recordaba el pequeño cruce que había tenido con el tipo del prostíbulo. Con la rabia subida a la cabeza, ahora sí llegó la hora del escándalo. Entró nuevamente al edificio echando miradas cargadas y punzantes a todas las direcciones, sin llegar a encontrar a ese individuo malnacido. La primera en caer había sido una prostituta bastante decaída que se encontraba desde hace rato en penitencia sentada a un lado de la madama; cogió entre sus dedos las cintas de su corset y la atrajo hacia sí para terminar preguntándole lo siguiente de muy mala gana —¿Dónde está el hombre con el que discutí hace un rato?— la soltó para efectuar un pequeño pero potente empujón sobre ella, lo suficiente como para que se desestabilizara y cayera sobre la otra mujer. Automáticamente ésta anciana lanzó un grito sumamente molesto que un poco más hacía que se lamentara por lo que acababa de hacer; era muy parecido al de una gallina alterada, sus tímpanos estaban a punto de estallar por el dolor. —¡Por favor! ¡Cierra ese pico de urraca de una maldita vez! ¿No ves que esto es importante?— dijo en tono muy elevado, casi gritando, y luego poco a poco decayó hasta su última palabra.

La anciana se había alterado lo suficiente como para arrojar un par de objetos al aire, entre ellos, una botella que se rompió vaya a saber dónde y que, por suerte, solo alcanzó a rozar su hombro sin llegar a darle de lleno como para herirle. El resto, le golpeó, sí, pero no era nada realmente grave, típica riña entre mujeres. Se encontraba sumamente tensa, no sabía en qué pensar, por un lado tenía algo que encontrar y por otro, la ira hacia esa mujer le ganaba poco a poco espacio dentro de sus prioridades completamente naturales por lo menos como ser social.

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasmas del tiempo~ [Priv. Nuvak]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.